Prueba: Skoda Karoq 1.6 TDI 115 CV Ambition

30 Prueba: Skoda Karoq 1.6 TDI 115 CV Ambition
Fotos de la prueba del Skoda Karoq
Rogelio Camargo
Rogelio Camargo
El Karoq, el SUV de tamaño medio de Skoda, comparte 'genes' con el Seat Ateca y el Volkswagen Tiguan, pero ¿es mejor que ellos?


En 2009, Skoda puso a la venta el Yeti, un modelo con innumerables virtudes que no terminó de ‘cuajar’ en nuestro mercado. Su sustituto, el Skoda Karoq, llega en un momento muy propicio para este segmento, que ya supera en matriculaciones a los utilitarios y los compactos, y dispone de una estética más ‘convencional’ que la de su antecesor.

A lo anterior, el Karoq suma otros puntos positivos. Por ejemplo, mantiene uno de los elementos diferenciadores del Yeti, el sistema VarioFlex, que permite contar con tres asientos independientes en la segunda fila y le diferencia del resto de modelos de la categoría. Por otro lado, el hecho compartir la plataforma modular MQB con el Seat Ateca o el Volkswagen Tiguan -también se utiliza en el Skoda Kodiaq– asegura un excelente comportamiento.

Skoda Karoq 1.6 TDI 115

En el resto de aspectos, no hay grandes novedades; los motores, por ejemplo, no difieren de los empleados en otros modelos del Grupo Volkswagen, incluido el nuevo bloque de gasolina 1.5 TSI de 150 CV -sustituirá paulatinamente al 1.4 TSI de idéntica potencia-. De momento, la gama es más escasa que la del Seat Ateca, si bien está prevista la llegada, a lo largo de 2018, de un 2.0 TDI con 190 CV.

Asimismo, en los próximos meses se introducirá un nuevo acabado básico -Active-, que permitirá ofrecer un precio de salida de la gama, actualmente entre los más altos del segmento.

Su mayor virtud es la comodidad

Skoda Karoq 1.6 TDI 115

El enfoque del Karoq recuerda en muchos aspectos al Kodiaq. La suspensión de serie tiene un tarado suave, aunque contiene con mucha eficacia el balanceo de la carrocería. En este sentido, el Seat Ateca tiene una orientación claramente más dinámica, con unos ajustes de suspensión más rígidos.

Uno de los aspectos más destacados es la dirección, con un grado de dureza perfecto. En este sentido, la puesta a punto es mejor que en su ‘hermano mayor’, el Kodiaq, del que criticamos que estaba excesivamente asistida. Por otra parte, si se equipa el selector de modos de conducción -Driving Mode Select, por 100 euros-, se puede graduar la dureza en dos niveles… aunque no hay gran diferencia entre ellas.

Skoda Karoq 1.6 TDI 115

El propulsor diésel 1.6 TDI combinado con el cambio manual es una opción excelente en todos los aspectos: ofrece una buena respuesta al acelerador, está bien insonorizado y consume poco -por debajo de 6 l/100 km-. Es incluso preferible al 1.5 TSI de 150 CV, que resulta notablemente más ruidoso en aceleración y tiene una respuesta menos convincente.

¿Y en campo? El Karoq no es un todoterreno, aunque tiene una altura libre al suelo decente, con 17,2 cm en las variantes 4×2. La versión con tracción total, reservada al motor 2.0 TDI, tiene algo más de altura -17,6 cm- y dispone de serie de un control electrónico de descensos. Además, si se pide el Driving Mode Select, se añaden dos modos específicos, uno para conducción fuera de asfalto y otro para nieve.

Su diseño no enamora, aunque convence por calidad

Skoda Karoq 1.6 TDI 115

La apariencia del salpicadero del Karoq es muy similar a la que presenta el Kodiaq, aunque resulta menos lujoso en lo referente a molduras y combinaciones de colores. Por calidad no hay grandes diferencias: los materiales tienen una buena apariencia, no se aprecian desajustes y el tacto de los mandos es sólido. En este aspecto, no tiene nada que envidiar a un VW Tiguan… aunque su diseño es más sobrio.

Otro punto a su favor es que dispone de huecos portaobjetos amplios y bien situados: entre los asientos delanteros -incluye dos posavasos- y en la parte superior del salpicadero… que se pierde si se equipa el sistema de sonido Canton -260 euros-; en su lugar se instala un altavoz.

La habitabilidad es buena en líneas generales, lo mismo que el maletero -está entre los más grandes del segmento, con 521 litros-. Por 305 euros se puede optar por los asientos traseros VarioFlex, con tres banquetas que se pueden deslizar, plegar y sacar del habitáculo -son bastante pesadas, eso sí-. El maletero se reduce a 479 litros… aunque si se adelantan los asientos al máximo, se alcanzan los 588 l. No hay opción de llevar una rueda de repuesto normal -sí de emergencia, por 95 €.

Skoda Karoq 1.6 TDI 115

Ficha técnica del Skoda Karoq 1.6 TDI 115 CV Ambition

Motor Diésel, turbo, 4 cilindros en línea, 1.598 cc
Potencia 115 CV a 4.000 rpm
Par 250 Nm de 1.500 a 3.000 rpm
Largo / ancho / alto 4,38 m / 1,84 m / 1,60 m
Velocidad máxima 188 km/h
0-100 km/h 10,7 segundos
Consumo 4,5 l/100 km
Tracción Delantera
Maletero 521 litros
Peso 1.426 kg
Cambio Manual, 6 velocidades
Depósito 50 litros
Qué tiene (Ambition) Serie: 7 airbags, ESP, ordenador de a bordo, luces y limpias automáticos, climatizador bizona, cámara y sensores de aparcamiento traseros, llantas de 17″, control de crucero… Opciones: Pintura metalizada (515 €), llantas de 18″ (desde 345), faros de led (1.035), portón trasero eléctrico (420), asientos VarioFlex (305)…

 

Skoda Karoq