El rival de Skoda para el Seat León verá la luz este año

skodahatchback
El rival de Skoda para el Seat León verá la luz este año
Álvaro Ruiz
Álvaro Ruiz
Skoda presentará su primer modelo compacto antes de que acabe este año. Estará inspirado en el prototipo Vision RS presentado en París y compartirá la plataforma modular MQB A0 con el Seat León y el Volkswagen Golf.


Skoda escogió el Salón del Automóvil de París 2018 para mostrar al público el Vision RS, un prototipo que adelanta las líneas de diseño de los futuros modelos de la gama deportiva RS y de un compacto que, previsiblemente, llegaría a producción el año que viene. Pues bien, solo unos días más tarde, la marca checa ha confirmado que ampliará su catálogo con un vehículo del segmento C que estará basado en el showcar de la cita francesa.

Como todos los rumores apuntaban, el próximo modelo de Skoda se asentará sobre la plataforma modular MQB A0 del Grupo Volkswagen, la misma que ya utilizan los Seat León o Volkswagen Golf. Precisamente el compacto español será uno de los principales rivales del hatcback checo, que también tendrá que plantar cara a otros superventas de la categoría, como el Renault Mégane, el Ford Focus, el Peugeot 308 o el Kia Ceed. Será la primera vez que Skoda ofrezca un modelo de estas características, ya que, hasta ahora, lo más parecido a un compacto de cinco puertas de la gama checa es el Skoda Spaceback, si bien utiliza la misma plataforma que el Fabia o el Volkswagen Polo, por lo que no está a la altura de los pesos pesados del segmento C.

Podría tener una variante deportiva RS

Skoda Vision RS

De momento no sabemos más sobre este modelo, ni siquiera su nombre -que bien podría ser Spaceback-, pero Skoda señala que «el hatchback traslada el emotivo lenguaje de diseño del prototipo Skoda Vision RS«, por lo que esperamos que el modelo de producción esté fuertemente inspirado en el concept de París. De la misma forma, la relación entre el Vision RS y el nuevo compacto de Skoda abre las puertas a una variante híbrida enchufable y a una versión de corte deportivo que podría colocarse a medio camino de un León FR y un León Cupra, ya que el prototipo de París estaba equipado con un conjunto híbrido de 230 CV. Pronto conoceremos el aspecto definitivo de este Skoda y todos sus detalles.