¿Su coste? De venderse, hoy día costaría unos 4.600 euros

Un kit para convertir cualquier coche térmico en un coche híbrido… y lograr la etiqueta ECO

Enrique Espinós
Enrique Espinós
Es lo que ha desarrollado Alexander Burton, un estudiante australiano. Y este kit, que suma un motor eléctrico en la rueda trasera y una batería en el lugar de la rueda de repuesto, podría ofrecer hasta 150 km de autonomía eléctrica y convertir cualquier coche térmico a un coche híbrido.

Ante el problema de la contaminación, la respuesta de las autoridades en toda Europa ha sido la catalogación de los vehículos en su función de sus emisiones contaminantes y la introducción de las Zonas de Bajas Emisiones, ya sea en las 149 principales ciudades de España o en toda Europa; en las que se han restringido el acceso a los vehículos más contaminantes.

Esta restricción de acceso está trayendo de cabeza a muchísimos ciudadanos que, con el incremento del precio de los coches nuevos y, también, de los de segunda mano; no pueden plantearse siquiera el cambio de su actual vehículo por otro más nuevo… y menos contaminante. Una alternativa es el retrofit, que sustituye el motor térmico de un coche por otro eléctrico (aquí te explicamos y probamos un ejemplo de aplicación de esta tecnología sobre un Renault 5 clásico); pero aún resulta muy caro.

Si quieres un coche nuevo con descuento, haz clic aquí

it conversión coche híbrido (1)

Pero, aunque el panorama resulta algo sombrío, muy pronto podría haber una solución. Al menos, eso parece el proyecto desarrollado por el estudiante australiano Alexander Burton, de tan sólo 21 años, y que pretende convertir cualquier coche gasolina o diésel a un coche híbrido, que pueda lograr la etiqueta ECO. ¿El resultado? Este proyecto ha ganado el premio James Dyson en Australia, dotado con 8.800 dólares de premio.

¿De qué se compone este kit para convertir un coche térmico a un coche híbrido?

La propuesta de Burton pasa por mantener el motor térmico del vehículo sobre el que se monta el kit, que consta de un motor de flujo axial, compacto, que podría colocarse en una de las ruedas traseras del coche que queremos convertir a un coche híbrido. En concreto, este motor montaría su parte giratoria (llamada rotor), entre los frenos de disco, mientras que la parte estacionaria o estator, se fijaría en los puntos de anclaje del sistema de frenos.

kit conversión coche híbrido (4)

Este kit, además, incluiría una batería de hasta 15 kWh a colocar en el hueco de la rueda de repuesto o, en su defecto; en el maletero.

Este kit también incluiría, como parte esencial, un sensor, tomado de un coche híbrido ya existente, que detectaría la posición del acelerador… para controlar tanto la aceleración como el frenado… y la frenada regenerativa; siempre sin tener que alternar el sistema de frenado hidráulico de serie.

Burton ya ha adaptado una primera versión de este kit a su Toyota Corolla, de 20 años de antigüedad, ha señalado a The Driven que este kit , «agregaría entre 100 y 150 kilómetros de autonomía eléctrica y podría ser instalado en cuestión de horas. Se podría conducir el vehículo, hacer todos los desplazamientos con el motor eléctrico y se podría eliminar la mayoría de las emisiones del vehículo». Además, agregó que que «si te vas de vacaciones y no hay muchos puntos de carga, puedes cambiar el funcionamiento del vehículo al motor térmico«.

Por último, Burton ya ha señalado que utilizará los 8.800 dólares de premio para tratar de construir un kit “totalmente funcional” y con posibilidades de ser fabricado en serie.