Servicios

Mantenimiento

llave inglesa

¿Cuánto va a costar la próxima revisión de tu coche? Averígualo aquí.

Tasación

coche y lupa

¿Vas a comprar o vender? Conoce el valor real de tu coche en el mercado.

Concursos

trofeo

Descubre todos los regalos que puedes conseguir si participas.

Consultorio

interrogación

Plantéanos tus dudas sobre coches y nosotros te las resolveremos.

¿Cuál me compro?

dinero

Envía tu pregunta y sigue los consejos para decidir qué coche comprar.

Kiosco LUIKE

revista y móvil

Descubre todas las publicaciones de LUIKE en soporte impreso y digital.

Volkswagen Golf La versión de gasolina más equilibrada

Prueba del Volkswagen Golf 1.5 TSI 150 CV Sport

Publicado el jueves 22 de noviembre de 2018
Prueba del Volkswagen Golf 1.5 TSI 150 CV Sport

El VW Golf sigue siendo uno de los compactos más deseados del momento. Ahora que el diésel se ha visto inmerso en una crisis política importante, el Golf ofrece este interesante motor 1.5 TSI de gasolina.

El injusto acoso político que está sufriendo el diésel ha provocado que los motores actuales que emplean esta tecnología hayan visto como sus ventas han caído de forma radical. Por suerte, modelos como el Volkswagen Golf cuentan también con una buena gama de propulsores de gasolina, como este 1.5 TSI de 150 CV.

Equiparable a un 2.0 TDI de 150 CV por prestaciones y a un 1.6 TDI por precio, esta versión del Golf se comercializa con dos acabados: Advance y Sport, quizá este último es el más indicado para las pretensiones de esta mecánica.

El Golf estrenó este motor hace un año y medio, cuando se produjo el restyling de esta séptima generación del compacto más icónico del mercado. Sigue siendo un modelo de diseño inconfundible, sin arriesgar demasiado, con unas formas que parecen apostar por aquello de que no se debe cambiar una cosa cuando tiene éxito. Su longitud es de 4,25 m, lo que le sitúa en línea con los Ford Focus, Peugeot 308 o Audi A3.

Sobrio, pero muy tecnológico



Por dentro, tampoco hay demasiadas concesiones a los diseños arriesgados, pero sí a lo último en tecnología. Su instrumentación digital configurable o la gran pantalla central a color con reconocimiento gestual -395 euros- son un claro aviso de que este Golf puede llevar todo lo que ofrezca cualquiera de sus competidores, y su calidad de acabados sigue estando un puntito por encima de la media por los buenos ajustes y remates de todo el interior. Algo parecido ocurre con el espacio interior, con un correcto maletero de 380 litros y unas plazas traseras muy buenas para dos adultos.

Tampoco hay grandes sorpresas al hablar del comportamiento. El Golf sigue siendo, ante todo, un modelo cómodo y de reacciones muy seguras. Resulta muy fácil de conducir por cualquier vía, y todo sucede con tal suavidad que el conductor tiene enseguida la sensación de llevar toda la vida conduciendo este coche. En eso, el Grupo VW es especialista.

La suspensión de esta versión Sport tiene un tarado un poco más firme que el de otros Golf para controlar mejor los movimientos de la carrocería en curva o en zonas bacheadas, y eso le hace destacar en vías reviradas. Va francamente bien, cambiando de dirección con agilidad y sin ninguna reacción brusca o inesperada. Sin embargo, no por ello se ha sacrificado en exceso la comodidad; se le nota duro, pero no demasiado seco, por lo que se puede viajar con él sin mayores problemas.

Un motor suave y silencioso



Llegamos así hasta el propulsor, un 1.5 de cuatro cilindros, turbo e inyección directa que, además, añade la desactivación de cilindros. Esta función es capaz de desconectar dos de los cuatro cilindros del motor cuando no se acelera o se hace con mucha suavidad, algo que ayuda a reducir el consumo. Su gestión electrónica es muy buena, así que en la práctica el conductor no apreciará nada. La única pista de que sólo funciona medio motor es el aviso del ordenador de a bordo, pues en cuanto se roza el acelerador, vuelven a entrar en acción los cuadro cilindros de forma instantánea y sin que se note absolutamente nada.

Se trata de un motor que destaca por suavidad y progresividad. Tiene muy buena respuesta a bajo régimen, porque entre 1.500 y 3.500 rpm entrega de forma constante su par máximo de 250 Nm. No es una cifra espectacular como para pegarte al respaldo del asiento como ocurre con el 2.0 TDI de 150 CV, pero sí es suficiente como para ganar velocidad con facilidad y sin tener que recurrir demasiado al cambio. Otra muestra de su progresividad es comprobar que este 1.5 TSI genera los 150 CV entre 5.000 y 6.000 rpm.



Que sea suave y menos contundente no significa que sea un modelo lento, pues tarda 8,3 segundos en pasar de 0 a 100 km/h. Esto le hace ser más rápido incluso que el 2.0 TDI 150 en prestaciones puras, pues el diésel emplea 0,3 segundos más en esa misma operación. En cuanto al consumo, mantenerse entre los 6,5 y 7,0 litros/100 km no es demasiado complicado. Eso sí, estamos hablando de en torno a un litro más de media que la variante diésel, unas cifras imposibles de igualar por las mecánicas de gasolina a día de hoy, al menos.

La versión de esta prueba está asociada a un cambio manual de seis marchas que se maneja con tanta suavidad como precisión, pero es posible adquirirlo con uno automáticos DSG de doble embrague y siete relaciones por 1.885 euros más.

Interior: sobrio, pero muy bueno por calidad y ergonomía



El salpicadero del Golf tiene un diseño tradicional, con una pantalla central de 8" que aporta el toque tecnológico -la de 9,2" de la foto va con el navegador Discover Pro, por 1.945 €- junto con la instrumentación digital configurable -de serie-.

1.- Ejemplo a seguir. La pantalla central táctil se maneja con facilidad en marcha porque queda cerca, los iconos son grandes y responde con sólo rozarla. Además, los menús son lógicos, y se emplean botones para el climatizador. No tardarás en acostumbrarte a la distribución de mandos.

2.- Bien hecho. La calidad es uno de los puntos donde el Golf se sitúa por encima de la mayoría de sus rivales generalistas, no tanto por los materiales empleados como por los ajustes y remates de todos los elementos, o el tacto de los mandos.

3.- Para pequeñas cositas. El interior del Golf es bastante práctico: tiene una pequeña guantera con tapa a la izquierda del volante, la principal es grande, hay buenos huecos en la parte inferior de la consola central y tiene bolsas tras los asientos.



Versión probada: Volkswagen Golf 1.5 TSI 150 CV Sport

Motor 4 cilindros, 1.498 cc, 4 válvulas por cilindro
Potencia 150 CV de 5.000 a 6.000 rpm
Par 250 Nm de 1.500 a 3.500 rpm
Largo / ancho / alto 4,25 m / 1,79 m / 1,49 m
Velocidad máxima 216 km/h
0-100 km/h 8,3 segundos
Consumo mixto 5,1 l/100 km
Emisiones CO2 116 g/km
Maletero 380 litros
Peso 1.316 kg
Cambio Manual, 6 velocidades
Tracción Delantera

 
0
 
Línea Directa
Seguros Genesis
Seguros Regal

Consulta los precios oficiales y las ofertas de todos los modelos de Volkswagen.
Precios del Volkswagen Golf Diesel, gasolina, híbridos, eléctricos...

Servicios

Mantenimiento

llave inglesa

¿Cuánto va a costar la próxima revisión de tu coche? Averígualo aquí.

Tasación

coche y lupa

¿Vas a comprar o vender? Conoce el valor real de tu coche en el mercado.

Concursos

trofeo

Descubre todos los regalos que puedes conseguir si participas.

Consultorio

interrogación

Plantéanos tus dudas sobre coches y nosotros te las resolveremos.

¿Cuál me compro?

dinero

Envía tu pregunta y sigue los consejos para decidir qué coche comprar.

Kiosco LUIKE

revista y móvil

Descubre todas las publicaciones de LUIKE en soporte impreso y digital.

Autofácil.es es un producto de Luike
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de autofácil.es. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
Luike
Otros medios del grupo: logo Luike | logo formulamoto

Síguenos en

  • Síguenos en Facebook
  • Síguenos en Twitter
  • Síguenos en Instagram
  • Síguenos en Google+
  • RSS