¿Un VW Golf GTE con etiqueta Cero por la misma cuota que un 1.0 TSI? Es cierto… aunque tiene truco

Rogelio Camargo
Rogelio Camargo
Si buscas un compacto híbrido enchufable con cierto toque deportivo, tu elección debe ser el Volkswagen Golf GTE. Además, ahora está disponible a través de renting con una cuota muy interesante.

Quién lo iba a decir: el eterno superventas de Volkswagen, hace años habitual en los puestos más altos de los rankings de ventas, vive el que probablemente sea su momento más bajo. Solo hay que echar un vistazo al listado de matriculaciones; ya no es que no sea el VW más vendido (de hecho, es el sexto), sino que en su segmento le superan casi todos sus rivales… ¡hasta el Audi A3!

Todo esto no supone, en ningún caso, que se trate de un mal producto; no en vano, la relación precio-calidad es mejor que la de un T-Roc… Además, cuenta con otra ventaja importante respecto a este, ya que dispone con versiones con etiqueta Eco (los gasolina 1.0 y 1.5 con cambio DSG) y otra híbrida enchufable con distintivo Cero, merced a sus 61 kilómetros de autonomía eléctrica. Se trata del Golf GTE.

Esta versión combina un motor de gasolina 1.4 TSI que desarrolla 150 CV, con otro eléctrico que puede entregar hasta 110 CV de potencia. Trabajando al unísono alcanzan los 245 CV, es decir, la misma cifra que un Golf GTI. Con este también comparte una estética diferenciada, con unos proyectores led adicionales en el paragolpes, llantas específicas, etc.

VW_Golf_GTE_2023_trasera

Con esta combinación, el Golf GTE obtiene unas prestaciones realmente buenas: 225 km/h de velocidad punta y 6,7 segundos en pasar de 0 a 100 km/h. En cuanto al consumo, según el ciclo empleado para este tipo de mecánicas, bastante poco realista (está totalmente supeditado a que se recargue la batería a través de la red eléctrica), es de 1,2 L/100 km.

Volkswagen Golf GTE: así es su oferta

La propuesta de Volkswagen implica acceder al Golf GTE a través de renting, con una cuota muy competitiva: 265 euros al mes. Decimos competitiva no porque sea especialmente baja, sino sobre todo porque es incluso inferior a la que exigen por un Golf 1.0 TSI de 110 CV con acabado Life (el más sencillo de la gama): 270 euros al mes.

¿Dónde está el truco? Muy sencillo: en ambos casos se trata de contratos de alquiler a largo plazo con entrada inicial, que es de 8.629 euros en el TSI 110… y de 13.255 euros en el Golf GTE. Además, está incluida la ayuda del programa de incentivos a la movilidad eficiente y sostenible (Programa MOVES III), por importe de 5.000 €, que implica entregar un vehículo para achatarramiento de mínimo siete años de antigüedad, demostrando que el titular del vehículo que se beneficia de la ayuda es el mismo que el titular del vehículo que se entrega, con un mínimo de 12 meses de titularidad.

En cuanto al resto de condiciones del contrato, se especifica un precio final completo (es decir, la suma de lo que habremos pagado de entrada más las cuotas) de 25.975 €, y un kilometraje anual de 10.000 km. Incluye todos los servicios en red oficial Volkswagen de mantenimiento, seguro y servicio complementario de reparaciones y asistencia en carretera durante el periodo contratado. Incluye una franquicia sin coste de 5.000 km a la finalización del contrato por cumplimiento del plazo pactado. No incluye cambio de neumáticos.

 

Volkswagen Golf

Volkswagen Golf