Más potencia y algunas mejoras para los Volkswagen ID.4 e ID.5

Eduardo Alonso
Eduardo Alonso
Los ID.4 e ID.5, SUV eléctricos de Volkswagen, reciben algunas evoluciones técnicas y determinadas mejoras en su habitáculo para hacerlos más atractivos. Veamos en qué consisten esas novedades.

Dentro de la familia eléctrica de Volkswagen, los ID.4 e ID.5 son los SUV de tamaño superior. Aunque en realidad no es que sean tan grandes, pues miden 4,58 y 4,60 metros de longitud respectivamente. ID.4 e ID.5 son idénticos, con la salvedad de la carrocería, donde la del segundo presenta un diseño de tipo coupé, con una caída más prolongada.

El caso es que acaban de recibir algunas mejoras técnicas importantes, donde destaca el reemplazo del motor de 204 CV de la versión Pro Performance por el propulsor de 286 CV que estrenó la berlina Volkswagen ID.7 y que seguirá situándose en la gama por encima del de 174 CV.

VW ID.5 2024

Esto también es trasladable a la versión deportiva GTX de ambos modelos, que en lugar de ser de propulsión trasera es de tracción total en base al empleo de dos motores, uno por eje. Así las cosas, mientras que antes sus 299 CV eran producto del trabajo conjunto de aquel motor trasero de 204 CV y de uno delantero de 109 CV, ahora el trasero pasa a ser de 286 CV y la potencia combinada crece a 340 CV.

No cambia la capacidad de la batería, que sigue siendo de 77 kWh netos, pero sí la eficiencia energética de la misma, logrando homologar consumos sensiblemente inferiores y, por ende, autonomías un poquito superiores.

VW ID.4-ID.5 2024

Por ejemplo, donde antes el ID.5 Pro Performance de 204 CV homologaba 16,4 kWh/100 km de consumo y 534 km de autonomía, ahora esas cifras son de 15,8 kWh/100 km y 556 km de autonomía. En esta versión, por supuesto, mejoran mucho las prestaciones gracias a esos 82 CV extra, pues ahora puede pasar de 0 a 100 km/h en 6,7 segundos, cuando antes eran necesarios 8,4 segundos.

Los 41 CV adicionales que recibe el GTX le permiten presumir de una aceleración de 0 a 100 km/h por debajo de los seis segundos, mientras que su autonomía es de 533 km. Estos ID.4 e ID.5 GTX, además, ven elevada su potencia de carga en corriente continua de 135 a 175 kW.

VW ID.4-ID.5 2024

Por otra parte, ahora existe un sistema automático de acondicionamiento de la batería que ajusta su temperatura al grado óptimo cuando desde el navegador el conductor selecciona un punto de carga como destino, con el fin de que la recarga sea más eficiente.

Mientras que en lo estético no hay mucho que contar por la parte exterior más allá de un nuevo color Costa Azul, dentro sí que hay importantes y prácticas novedades, como el hecho de que ahora las superficies táctiles del volumen y de la climatización estén retroiluminadas.

VW ID.4-ID.5 2024

Justo encima de ellas, la pantalla central crece de 12 a 12,9″ y recibe un software revisado. También se ha mejorado el control por voz y se ha reubicado el selector de la transmisión, que pasa a estar en la columna de la dirección cuando antes estaba acoplado a la pequeña pantalla de la instrumentación.

 

Volkswagen ID.5

Volkswagen ID.5