Cuesta 262.319 euros

Lamborghini Urus 2022: probamos el SUV más bestia

31 Lamborghini Urus 2022: probamos el SUV más bestia
Prueba Lamborghini Urus 2022
Eduardo Alonso
Eduardo Alonso
El Lamborghini Urus es el súper SUV por antonomasia, un artilugio desmesurado capaz de transmitir sensaciones únicas.

Lamborghini Christmas Drive. Esas palabras había escrito alguien en la invitación que recibimos unos días antes de irnos de vacaciones de Navidad, y nos emplazaba a una jornada de pruebas con los Huracán y Urus. En realidad, no se iba a presentar novedad alguna, pero se trata de modelos tan especiales e impactantes que ya sólo por eso tienen todo nuestro interés. Hace sólo tres meses, ya probamos el nuevo Huracán STO, así que qué mejor momento para dedicarle atención al Lamborghini Urus, un súper SUV quizá menos tenido en cuenta de lo que merece.


Para empezar, el Lamborghini Urus copa el 60% de las ventas de Lamborghini y ha duplicado las cuentas de la marca a nivel mundial, y eso que cuesta 262.319 euros. Para terminar, bajo su capó hay 650 CV, lo que le convierte en uno de los tres SUV más potentes del mundo.


Ya en estático, el Lamborghini Urus impresiona por la combinación entre sus proporciones y su aristado diseño. Con 2,02 metros de ancho y casi 2.200 kg de peso, más vale que te apartes del carril izquierdo si lo ves llegar por el retrovisor de tu turismo.


Dentro, rápidamente aprecias la arquitectura Audi, con sus dos pantallas en la consola central, el cockpit virtual y muchos botones procedentes de modelos de alta gama de la marca alemana. Sin embargo, Lamborghini ha añadido sus cositas, como los selectores del cambio y de los nada menos que siete modos de conducción, o el interruptor tipo top gun para poner en marcha el motor. Permanece intacta la impecable calidad de construcción que puedes hallar en un Audi Q8 pero con un aspecto menos serio, lo cual es una gran noticia. Además, la postura de conducción es sobresaliente en lo deportivo, con el asiento marcadamente bajo.

Lamborghini Urus
La mayor cualidad del Urus son las capacidades de su motor V8, aunque también destaca por su habilidad para sortear la física elemental en las curvas, donde su eje trasero direccional con vectorización de par juega un papel clave.


Lanzar un automóvil como el Lamborghini Urus en 2018 quizá no fue muy entusiasta para una marca como Lamborghini, pero era una forma de aprovechar el potencial de estar integrada en el Grupo VW, empleando como partes constituyentes el motor o la plataforma MLB Evo en la que se basan los Audi Q7 y Q8, el Bentley Bentayga o el Porsche Cayenne. Además, no es la primera vez que Lamborghini comercializa un modelo impropio de su tradición, pues ya hubo un LM002 entre 1986 y 1993, aunque se trataba de un vehículo totalmente off-road.


Aunque el prototipo inicial del Lamborghini Urus empleaba la fastuosa mecánica 5.2 V10 del Huracán, el coche definitivo lleva un más pragmático bloque 4.0 V8 biturbo en el que la condición de sobrealimentado por partida doble le habilita a proporcionar un rendimiento enorme con un consumo un poco menos desmesurado que con el V10. Que precise de sólo 3,6 segundos para acelerar de 0 a 100 km/h es sorpresivo en un automóvil de este tipo, y quizá también innecesario. El Lamborghini Urus corre una barbaridad, pero no acabo de encontrar su motivación en ello, aunque tampoco a ninguno de sus rivales. No veo útil que un automóvil de este tipo corra tantísimo.


Sin embargo, enfréntate a una carretera de curvas y comenzarás a vislumbrar gratificantes cualidades en el Lamborghini Urus, sobre todo en los modos de conducción Sport y Corsa. A pesar de su masa, en realidad es casi 120 kg más liviano que el Audi RS Q8 con el que tanto comparte, mostrando una agilidad un poco mayor. Es demoledor cómo el Urus se zambulle entre curva y curva asistido por su precisa dirección y sus potentísimos frenos con pinzas delanteras de diez pistones.

Lamborghini Urus
El interior rescata algunos elementos de Audi y lo remata con determinados mandos y botones de Lamborghini.


Y la función del eje trasero direccional es verdaderamente notoria, permitiendo dilapidar casi cualquier carretera a golpe de muñeca. La tracción total con diferencial central Torsen y vectorización de par en el eje trasero se encarga de que el Lamborghini Urus no desperdicie motricidad.


Hay dos cosas menos agradables, si bien esperables, en el Lamborghini Urus. Una es la escasa comunicación que recibes a través del volante. La otra es que el Urus se desmelena en circuito pero, en una carretera estrecha, se siente demasiado bestia. No acabas de entender, o al menos yo, dónde están los extremos del coche, y eso mina un poco tu confianza y tu capacidad de disfrute, pues añade incertidumbre cuando intentas acercarte a sus límites.


El truco está claro: no sobrecargues de peso la rueda delantera exterior e irás como un disparo aprovechando los 850 Nm de par. Al menos sobre asfalto impoluto porque, cuando presenta roturas, entonces la suspensión neumática y las exageradas ruedas de 23” de esta unidad se apañan algo peor.


La experiencia con el Lamborghini Urus gira en torno al motor, no obstante. La aportación de Lamborghini en culatas y turbos le proporciona un sonido aterrador y un rendimiento casi cómico con la transmisión ZF 8HP engullendo marcha tras marcha. Absurdo, pero maravilloso.


Hay algo que hay que reconocerle a Lamborghini con el Urus, y es su bastante acertado tino a la hora de combinar disciplinas tan dispares. No hay tacto deportivo en el Urus, pero sí prestaciones brutales y una agilidad sorprendentemente buena. Por otra parte, como SUV de lujo es muy competitivo en términos de calidad, espacio interior y maletero. Es un automóvil absolutamente impresionante aunque, a mi modo de ver, tan excesivo en potencia y precio que lo aleja del mundo real. De haber sido un poco más austero en caballos y en euros, sería entonces una mejor opción frente a grandes alternativas que te permiten ahorrar unos 100.000 euros, como el Audi RS Q8 o el BMW X6 M. Aunque claro, esos coches ni alcanzan 650 CV, ni incorporan de serie tanto como el Urus… ni son un Lamborghini.

Tecno

Lamborghini ya trabaja en el desarrollo de un restyling para el Urus que afectará tanto al apartado estético como al técnico. Cambiarán los paragolpes, las llantas, algunas tapicerías y guarnecidos… Además, mantendrá su propulsor 4.0 V8 biturbo, sobre el cual sería bastante lógico que Lamborghini aplicara el sistema de hibridación ligera a 48V que ya equipan otros modelos del Grupo VW basados en la misma mecánica, como los Audi S8, RS 6, RS 7 y RS Q8. En principio disponible desde mediados de 2022, no se sabe aún si incrementará sus 650 CV de potencia, como tampoco si finalmente portará el apellido EVO que estrenó el Huracán.

Lamborghini Urus: ficha técnica

  • Motor 8 cil. en V, 3.996 cm3, twin-turbo
  • Cambio Aut., 8 vel.
  • Tracción Total permanente
  • Potencia 650 CV a 6.000 rpm
  • Par 850 Nm a 2.250-4.500 rpm
  • Peso 2.197 kg (3,38 kg/CV)
  • 0-100 km/h 3,6 segundos
  • Vel. máxima 305 km/h
  • Precio 262.319 euros

 

Lamborghini Urus

0 Comentarios