Es el SUV más pequeño de Mazda

Mazda CX-3 2016: Virtudes y defectos

14 Mazda CX-3 2016: Virtudes y defectos
Prueba Mazda CX-3
Andrés Martínez
Andrés Martínez
El Mazda CX-3 pretende convertirse en una alternativa premium entre los SUV urbanos. ¿En qué gana y en qué pierde con sus rivales?


Mazda CX-3 2016: ¿Cuáles son sus puntos fuertes?

La mayor virtud del Mazda CX-3 es su comportamiento dinámico. Su plataforma, es la misma que ya emplea el Mazda 2 y eso se nota: es ligero –pesa 1.200 kilos- y su suspensión tiene un tarado blando que, al principio, puede dar la sensación de ser algo torpe. Sin embargo, su comportamiento en carreteras con curvas es muy ágil y, comparado con el resto de sus rivales, resulta más dinámico y divertido de conducir; algo a que también contribuyen una dirección con la dureza exacta y el tacto rápido y preciso de sus cajas de cambio manuales.

En lo que a los motores respecta, basta con cualquier de las variantes básicas: el diésel 1.5 Skyactiv D diésel de 105 CV ofrece unas prestaciones excelentes para su potencia€ e incluso mejores que las de un Renault Captur o un Nissan Juke con motor 1.5 dCi de 110 CV. En cuanto al motor 2.0 gasolina de 120 CV resulta muy agradable de conducir: es suave, apenas vibra y sube de vueltas con tanta energía que no te recomendamos que te decantes por la versión 2.0 gasolina de 150 CV.

Por lo demás, este Mazda está bien acabado, el puesto de conducción es cómodo y casi todos los mandos del interior –heredado del Mazda 2– son sencillos de manejar.

Mazda CX-3 2016: ¿Cuáles son sus puntos débiles?

Las plazas traseras del Mazda CX-3 son las más pequeñas del segmento y tres personas, no demasiado corpulentas, viajarán demasiado apretadas y los pasajeros de más de 1,75 metros de alto puede echar en falta más espacio para las piernas. El maletero con 350 litros está en la media de la categoría.

El precio del Mazda CX-3 es su otro inconveniente. Y es que, con una tarifa inicial de 20.345 euros; este SUV de 4,27 metros de largo y cinco puertas resulta más caro que sus principales rivales. A cambio, también es un modelo más exclusivo que un Opel Mokka o un Peugeot 2008.

Por otro lado, aunque las variantes diésel de 105 CV y gasolina de 150 CV pueden equipar tracción total, es un modelo orientado al 100% al asfalto y que resulta poco eficaz al rodar por campo.Mazda CX-3 2016

 

Mazda CX-3