Servicios

Mantenimiento

llave inglesa

¿Cuánto va a costar la próxima revisión de tu coche? Averígualo aquí.

Tasación

coche y lupa

¿Vas a comprar o vender? Conoce el valor real de tu coche en el mercado.

Concursos

trofeo

Descubre todos los regalos que puedes conseguir si participas.

Consultorio

interrogación

Plantéanos tus dudas sobre coches y nosotros te las resolveremos.

¿Cuál me compro?

dinero

Envía tu pregunta y sigue los consejos para decidir qué coche comprar.

Kiosco LUIKE

revista y móvil

Descubre todas las publicaciones de LUIKE en soporte impreso y digital.

Primera prueba del Porsche 911 (992) Carrera S Cabriolet

Publicado el domingo 24 de marzo de 2019
Primera prueba del Porsche 911 (992) Carrera S Cabriolet

Después de probar el nuevo Porsche 911 Carrera S en el circuito de Cheste, en Valencia, hemos viajado hasta Atenas, Grecia, para ponernos al volante de su variante descapotable, el Porsche 911 Carrera S Cabriolet.

Solo unas semanas después de probar por primera vez la octava generación del Porsche 911, la marca alemana nos ha citado en Atenas, Grecia, para darnos la oportunidad de ponernos al volante de su variante descapotable, el Porsche 911 Cabriolet. Se trata de la octava generación del deportivo alemán, conocida como 992, pero no es la octava entrega del Porsche 911 Cabriolet, puesto que el primer 'nueveonce' descapotable no apareció hasta 1983, con el 3.0 SC Cabriolet.

Porsche 911 Carrera Cabriolet: así es por fuera



Como el modelo de principios de los años 80, el nuevo 911 Cabrio utiliza una capota de lona, pero esta vez se integra perfectamente en la línea del 992, tanto que, con el techo cerrado, cuesta encontrar las diferencias entre un coupé y un cabrio. Además, la cubierta textil permite una mayor personalización del exterior, puesto que está disponible en cuatro colores -azul, marrón, negro y rojo- para que los clientes elijan la combinación carrocería-capota que más les guste.

Como en las generaciones previas, la paleta de colores exteriores tiene tonalidades muy discretas, como el negro, el blanco o el plata metalizado, pero esta vez también se ofrecen alternativas más atrevidas que le sientan realmente bien al 992, como el 'Azul Miami', el 'Verde Lizard' o el 'Naranja Lava'. Todos ellos implican un desembolso adicional de 3.095 euros.



A diferencia del modelo anterior, que necesitaba 13 segundos para plegar o desplegar el techo, el nuevo Porsche 911 Cabriolet solo emplea 12 segundos en realiar esta operación, ya sea en parado o en marcha, siempre que no se superen los 50 km/h. Para accionar el sistema automático de apertura o cierre de la capota, solo hay que pulsar un botón situado en la consola central, aunque también se puede hacer desde fuera del vehículo mediante el mando a distancia.

Una vez plegada la capota, otro botón permite desplegar un deflector de viento que reduce drásticamente las turbulencias dentro del habitáculo, sobre todo cuando se circula a mayor velocidad, si bien este elemento anula las plazas traseras cuando se despliega.

 



Más allá del techo de lona, encontramos los mismos elementos que ya pudimos ver en el coupé, como los nuevos faros delanteros led -pueden ser matrix led por 3.312 euros-, los tiradores de las puertas escamoteables, las ruedas en doble medida con llantas de 20" delante y de 21" detrás, la tercera luz de freno dispuesta de forma vertical sobre la cubierta del motor o los pilotos traseros led unidos por una franja de luz que recorre todo el ancho de la parte trasera.


Porsche 911 Carrera Cabriolet: así es por dentro



El interior tiene mismo diseño y comparte todos los elementos con el coupé, como el volante que, con el paquete Sport Chrono, incluye el selector de modos de conducción y el botón del Sport Response, un programa que permite sacar el máximo partido del motor durante 20 segundos y que resulta muy recomendable a la hora de hacer un adelantamiento o exigir un extra al motor de seis cilindros.

El panel de instrumentos está formado por un indicador analógico para el cuentarrevoluciones y dos pantallas a sus lados que muestran todo tipo de información y se pueden configurar con diferentes visualizaciones. Integrada en el salpicadero, otra pantalla, en este caso táctil y de 10,9", sirve para gestionar el sistema de infoentretenimiento y el resto de funciones del vehículo, mientras que el climatizador bizona se maneja a través de unos botones situados delante de la palanca de cambios que, si bien tiene una forma poco convencional, es muy fácil acostumbrarse a ella.



La postura de conducción tampoco varía: es perfecta. Vamos sentados muy bajos y con las piernas estiradas, como no podía ser de otra manera, la visibilidad es correcta para un modelo de estas características -incluso con la capota puesta- y los asientos resultan muy confortables, de hecho, se echa en falta una mayor sujeción lateral cuando circulamos a ritmo elevado por zonas de curvas; aunque opcionalmente, Porsche ofrece unas butacas deportivas que envuelven mejor el cuerpo y cuestan 4.127 euros.

Por supuesto, la lista de opcionales es muy extensa y cada cliente puede personalizar prácticamente cada detalle del interior, desde el color de la esfera central de la instrumentación, hasta el de los cinturones.

 



La principal diferencia con el coupé viene dada por el mecanismo que acciona la capota y el hueco necesario para ocultarla cuando se pliega; estos dos elementos restan espacio a unas plazas traseras que son prácticamente testimoniales y solo sirven para llevar a niños o dos sillitas de bebé que no ocupen mucho espacio -tienen anclajes Isofix-. El maletero está en la parte delantera y tiene 132 litros de capacidad, lo suficiente para guardar una maleta de cabina y una mochila.


Porsche 911 Carrera Cabriolet: así va



El motor, como en todos los 911, está colocado detrás del eje trasero, aunque en una posición muy adelantada para favorecer el reparto de pesos. Es un bloque bóxer de seis cilindros que, ayudado de dos turbos, desarrolla 450 CV a 6.500 rpm y 530 Nm de par desde las 2.300 hasta las 5.000 rpm. Una transmisión automática PDK de doble embrague, con ocho velocidades, se encarga de mandar toda la potencia a las ruedas traseras en el Carrera S y a las cuatro ruedas motrices en el Carrera 4S.

En la toma de contacto solo tuvimos la oportunidad de conducir el modelo de tracción trasera, pero las prestaciones de ambas versiones son prácticamente idénticas: 0 a 100 km/h en 3,7 segundos y una velocidad máxima de 306 km/h si hablamos del Carrera S, mientras que el Carrera 4S necesita 3,6 segundos para alcanzar los 100 km/h desde parado y puede seguir acelerando hasta los 304 km/h.

En el apartado de consumo tampoco hay mucha diferencia, puesto que el Carrera S homologa una media de 9,1 l/100 km y el Carrera 4S se conforma con 9,0 l/100 km; en la primera prueba no pudimos sacar conclusiones sobre el gasto de combustible real, más adelante, cuando probemos a fondo este modelo, podremos aportar más información al respecto.



Lo que sí hicimos fue plegar la capota nada más subirnos al coche. El tiempo en Atenas no acompañaba y el cielo amenazaba con ponerse a llover, pero con el deflector de viento desplegado, la calefacción de los asientos y el climatizador a pleno rendimiento, pudimos disfrutar de la conducción a cielo abierto.

Conviene hacer hincapié en la palabra 'disfrutar' porque es lo que se hace al conducir este coche; para ser sinceros, no esperábamos que el Cabriolet fuera tan bien como el coupé, pero se comporta exactamente igual que su hermano de techo cerrado.

 



El motor empuja muchísimo desde bien abajo y es tan elástico que consigue hacernos olvidar los bloques atmosféricos de la generación anterior -corta a 7.500 vueltas-. Bien es cierto que no produce un sonido tan metálico y característico como el de los bóxer de aspiración natural que montaba el 991, pero los escapes deportivos que incorpora nuestra unidad de pruebas -dos ovaladas en lugar de cuatro circulares- mejoran mucho la sinfonía del seis cilindros y nos obligan a silenciar su equipo de sonido Bose -opcionalmente puede equipar un sistema de audio Burmester que añade 5.254 euros a la tarifa final-.

Una de las ventajas de la versión Cabrio es que podemos escuchar mejor los escapes y, solo por eso, la balanza debería inclinarse por esta versión cuando alguien se plantee la eterna pregunta: ¿coupé o descapotable?



El cambio PDK es rápido y funciona a la perfección, tanto, que da la sensación de anticiparse a nuestros movimientos; basta acariciar el acelerador en el modo de conducción Sport o Sport+ para que baje una o dos marchas y nuestra espalda se pegue al asiento como resultado de una aceleración brutal. También podemos cambiar de marcha con las levas situadas detrás del volante, pero el PDK es tan efectivo que no merece la pena subir o bajar marchas de forma manual.

Por primera vez, el Porsche 911 Cabriolet puede montar el chasis deportivo Porsche Active Suspension Management (PASM) que, por 1.072 euros, incluye una suspensión más firme y 10 mm más baja, con amortiguadores Bilstein DTX, además de barras estabilizadoras más rígidas.

También es opcional -3.665 euros- el Porsche Dynamic Chassis Control (PDCC), un sistema de control de suspensión activa que compensa el balanceo de la carrocería (solo se ofrece en combinación con el eje trasero direccional -2.566 euros-). Por otro lado, los frenos cerámicos tienen un coste de 10.195 euros, pero solo son recomendables para aquellos que visitan el circuito a menudo, porque los frenos de serie rinden a la perfección y su tacto es exquisito.



El coche que probamos en Grecia incluía todos estos elementos, salvo los frenos cerámicos, y lo cierto es que nos fue imposible encontrar alguna pega a nivel dinámico. El eje delantero tiene una facilidad pasmosa para entrar en cualquier curva y la dirección en el eje trasero ayuda a copiar la trayectoria de manera perfecta.

A diferencia de otros deportivos, es muy fácil rodar rápido y las ayudas a la conducción mantienen todo bajo control cuando encontramos los límites del coche, si bien, en el programa Sport+ son más permisivas y nos dejan jugar un poco más con la parte trasera. Además de ser divertido y ágil, transmite mucha confianza y, gracias a ello, es tan válido para utilizar a diario como para disfrutar de una jornada de trackday.



Más allá de su diseño icónico, de la calidad general y de lo completísimo que puede ser su equipamiento, la mayor virtud del 992 es su equilibrio en el apartado dinámico. Con cada generación, el Porsche 911 consigue superarse; ahora es más polivalente que nunca y, por primera vez, el Cabriolet ha conseguido ser tan bueno como el coupé, así que solo se me ocurre una razón para no comprar el descapotable: su precio. Y es que, para conducir a cielo abierto hay que desembolsar 16.290 euros más, puesto que el coupé cuesta 138.105 euros y el Cabriolet está disponible a partir de 154.395 euros -163.355 euros en el caso del Carrera 4S-.

 

 
0
 
Línea Directa
Seguros Genesis
Consulta los precios oficiales y las ofertas de todos los modelos de Porsche.
Precios del Porsche 911 Diesel, gasolina, híbridos, eléctricos...

Servicios

Mantenimiento

llave inglesa

¿Cuánto va a costar la próxima revisión de tu coche? Averígualo aquí.

Tasación

coche y lupa

¿Vas a comprar o vender? Conoce el valor real de tu coche en el mercado.

Concursos

trofeo

Descubre todos los regalos que puedes conseguir si participas.

Consultorio

interrogación

Plantéanos tus dudas sobre coches y nosotros te las resolveremos.

¿Cuál me compro?

dinero

Envía tu pregunta y sigue los consejos para decidir qué coche comprar.

Kiosco LUIKE

revista y móvil

Descubre todas las publicaciones de LUIKE en soporte impreso y digital.

Autofácil.es es un producto de Luike
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de autofácil.es. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
Luike
Otros medios del grupo: logo Luike | logo formulamoto

Síguenos en

  • Síguenos en Facebook
  • Síguenos en Twitter
  • Síguenos en Instagram
  • RSS