Bomba de agua de tu vehículo: qué averías puede tener

bombadeagua
Bomba de agua de tu vehículo: qué averías puede tener
Juan Pedro Mateos-Aparicio
Juan Pedro Mateos-Aparicio

La bomba de agua es la encargada de hacer circular el líquido refrigerante para evitar que el motor se sobrecaliente. Por eso, si se avería, las consecuencias pueden ser fatales.


El rozamiento es la resistencia que se opone al desplazamiento de un cuerpo y que en el interior del motor se produce por varias causas: por el movimiento del pistón sobre el cilindro o camisa, por el giro del cigüeñal sobre su apoyo, etc. En el funcionamiento de un motor de combustión interna se generan rozamientos en los componentes internos que provocan una subida de temperatura y desgaste en el motor.

En todo este funcionamiento se produce calor, que va a provocar que el rendimiento del motor se vea reducido y que, si no se dispone de un buen sistema de refrigeración, puede desembocar en una avería grave e incluso que el motor se rompa por completo.

Para controlar la temperatura del motor, se incorpora un sistema de refrigeración compuesto por un circuito cerrado de líquido refrigerante, vaso de expansión, radiador de motor, bomba de agua (que en el caso de vehículos híbridos es eléctrica) termostato, sondas de temperatura…

La sincronización de todos los componentes del circuito de refrigeración, provoca que la temperatura de funcionamiento sea de unos 90 grados centígrados y que el motor funcione de una manera óptima.

Centrándonos en la bomba de agua de un motor, tiene como misión mover el líquido refrigerante por el interior del circuito, para que todos y cada uno de los componentes que forman el sistema de refrigeración cumplan su función y mantengan la temperatura constante durante el funcionamiento del motor. Si la bomba de agua deja de funcionar, las consecuencias serán graves y habrá que diagnosticar a qué debe su avería.

La bomba del agua puede recibir el movimiento para su funcionamiento a través de diferentes métodos como pueden ser los siguientes:

  • Accionada mediante correa de accesorios o correa auxiliar.
  • Accionada mediante correa de distribución.
  • Accionada eléctricamente (vehículos híbridos).

Cuando el motor está frío y el termostato cerrado, la bomba del agua se encarga de recircular el líquido refrigerante y el calor por el bloque motor, repartiendo de esta forma el calor de forma uniforme por todo el bloque y culata.

¿Qué averías puede tener la bomba del agua?

Dependiendo del sistema de accionamiento de la bomba de agua, vamos a tener unos síntomas u otros si ésta falla. Cuando la bomba de agua es accionada por la correa auxiliar o de accesorios y ésta se rompe, va a provocar que la bomba deje de girar y el anticongelante no circule por el interior del circuito.

Si la correa de accesorios se rompe se enciende el testigo de batería y, si la dirección es asistida hidráulicamente, podremos comprobar que se endurece, con lo cual hay que parar inmediatamente por seguridad intentando evitar una avería mayor al no circular el líquido refrigerante y poder dar un calentón al motor, provocando en el peor de los casos gripar el motor.

Bomba de agua accionada mediante correa

Si la bomba de agua es accionada mediante la correa de distribución, una de las típicas averías que puede tener es la pérdida de líquido refrigerante, avería para la cual hay que desmontar la correa de distribución para poder sustituir la bomba de agua y, por supuesto, cambiar la correa de distribución al mismo tiempo.

En la actualidad, cuando se pide una correa de distribución, viene el kit completo con rodillos tensores, bomba de agua y correa de distribución. Otra de las averías que se pueden dar en la bomba de agua es que las aspas de la bomba se rompan y no muevan el refrigerante lo suficiente para hacerlo circular por todo el circuito, siendo una avería más complicada de diagnosticar.

Bomba de agua

Cuando las aspas de la bomba se rompen o el eje gira sobre ellas porque se haya partido, la temperatura del motor subirá y llegará a encenderse el testigo de temperatura, provocando que la avería sea grave si inmediatamente de encenderse el testigo no paramos el motor o si vamos en carretera no nos apartamos y lo paramos.

Antiguamente las bombas de agua se reparaban, pero en la actualidad se sustituyen por otra nueva y con garantía normalmente de un año. El coste medio de una bomba de agua oscila de unos 30€ hasta los 200€ dependiendo del tipo de motor y marca de vehículo.