Llegará en 2019

Así es el Volkswagen T-Cross, el nuevo SUV urbano de la marca alemana

40 Así es el Volkswagen T-Cross, el nuevo SUV urbano de la marca alemana
Fotos del Volkswagen T-Cross
Álvaro Ruiz
Álvaro Ruiz
Volkswagen amplía su gama SUV con el T-Cross, un todocamino urbano que mide 4,11 m de largo y tiene un maletero con una capacidad de entre 385 y 455 litros. Su equipamiento es muy completo y la oferta mecánica está formada por motores diésel y de gasolina.


La familia SUV de Volkswagen sigue creciendo. Después del Touareg, el Tiguan Allspace, el Tiguan y el T-Roc, la marca alemana acaba de presentar oficialmente el Volkswagen T-Cross. Este SUV urbano comparte la plataforma modular MQB A0 con el Volkswagen Polo, si bien mide 5 cm más de largo -4,11 m- y 11 cm más de alto -1,56 m-. Su diseño recuerda al del Tiguan, pero también recierda al Polo por sus faros delanteros de led y, gracias al spoiler trasero y al aspecto de sus pilotos traseros led unidos por una franja, tiene cierto carácter deportivo. Las opciones de personalización permiten modificar el diseño con protecciones de plástico para la parte baja de la carrocería, un amplio catálogo de llantas y colores exteriores o molduras interiores y tapicerías de diferentes tonalidades. Dentro, el diseño es similar al del Polo, con una pantalla táctil central de 8″ y la instrumentación digital opcional Digital Cockpit.

Maletero Volkswagen T-Cross

A pesar de ser un modelo del segmento B, aprovecha bien el espacio interior gracias a la modularidad. Y es que, la capacidad del maletero varía entre los 385 y 455 litros porque el asiento trasero puede desplazarse 14 cm longitudinalmente, si bien,, con el respaldo de las butacas posteriores abatido, el espacio de carga llega hasta los 1.281 litros de volumen. La distancia entre ejes de 2,56 m permite que el habitáculo sea amplio.

Conectividad y asistencia a la conducción

interior Volkswagen T-Cross

A nivel de equipamiento, cuenta con una dotación muy similar a la del Polo. No faltan los últimos sistemas de asistencia a la conducción de la marca, como el Front Assist con detección de peatones y sistema de frenada de emergencia en ciudad, el asistente de arranque en pendiente, la detección de fatiga y, opcionalmente, el asistente de mantenimiento de carril Lane Assist, el sistema de protección proactiva de ocupantes, el asistente de cambio de carril Blind Spot Detection con el Rear Traffic Alert integrado, el control de crucero adaptativo y el Park Assist. En el apartado de infoentretenimiento y conectividad, es compatible con Apple CarPlay y Android Auto, cuenta con servicios en línea con información en tiempo real sobre el tráfico o la meteorología y cargador inalámbrico para teléfonos móviles.

Así es la gama mecánica

Volkswagen T-Cross

Cuando llegue a los cocesionarios en 2019, se ofrecerá con el motor tricilíndrico de gasolina turbo 1.0 TSI en dos niveles de potencia: 95 y 115 CV. Más tarde, es probable que se incorpore a la oferta mecánica el 1.5 TSI de cuatro cilindros y 150 CV, aunque no hay nada confirmado al respecto. En diésel, la única opción será e 1.6 TDI de cuatro cilindros en su variante de 95 CV. Todas las mecánicas irán asociadas a la tracción 4×2 y no habrá posibilidad de optar por un sistema de tracción total 4Motion, si bien se podrá elegir entre un cambio manual o uno automático DSG de doble embrague.

 

Volkswagen T-Cross