Prueba del Peugeot 508 GT Line 180 PureTech

35 Prueba del Peugeot 508 GT Line 180 PureTech
Fotos de la prueba del nuevo Peugeot 508
Rogelio Camargo
Rogelio Camargo


El primer Peugeot 508 no será recordado como uno de los modelos más icónicos de la historia de Peugeot; de ahí que la segunda generación tome una línea completamente diferente.

Este es uno de esos casos en los que el nuevo modelo sólo comparte el nombre con su antecesor. Para empezar, mientras que el anterior Peugeot 508 era una berlina de cuatro puertas, el actual se acerca al concepto coupé de cinco puertas, al estilo del Volkswagen Arteon o el BMW Serie 4 Gran Coupé.

Obviamente, las dimensiones exteriores cambian notablemente: es 8 cm más corto, 6 cm más bajo y 3 cm más ancho. Y en lo que respecta a la plataforma, emplea la EMP2, la misma que el Peugeot 3008 o el Citroën C4 SpaceTourer, si bien la suspensión trasera es multibrazo -como el DS 7 Crossback– y no de eje torsional.

Más información

La oferta mecánica también es bastante diferente, con potencias entre los 130 y 225 CV, y tiene una peculiaridad importante: salvo el menos potente, el resto de motores se asocian en exclusiva a un cambio automático.

Por dentro: Recuerda al 3008… aunque no es igual

Peugeot 508 2018

El 508 adopta el puesto de conducción i-Cockpit, con muchos puntos en común con el empleado en los 3008 y 5008, aunque también con ciertas diferencias. Cambia la consola central -aparece un amplio hueco con tapa- y la pantalla del navegador -con formato panorámico y 10″ de ancho- está situada más baja.

Calidad notable. El acabado es muy bueno, a la altura del que encontramos en un VW Arteon. Las teclas que dan acceso a las diferentes funciones del navegador tienen un tacto sólido, al igual que los botones del volante o las levas del cambio -están ancladas en el columna de dirección, no en el volante-.

Más información sobre el Peugeot 508

No es pequeño, pero… La habitabilidad está en la media del segmento… aunque tiene dos problemas. El primero, que la consola central es muy ancha y limita el espacio disponible para las piernas. Y, en segundo lugar, la caída del techo en la parte trasera provoca que el marco de la puerta quede muy cerca de la cabeza. El maletero no es especialmente grande -487 litros-, pero se carga con comodidad y alberga una rueda de repuesto de emergencia.

Peugeot 508 2018 maletero

En marcha: Nada que ver con su antecesor

Tanto el anterior 508 como sus inmediatos predecesores -407 y 406- eran coches algo insulsos desde el punto de vista de la conducción. El nuevo 508, sin embargo, transmite mayores sensaciones… siempre y cuando te encuentres a gusto en su peculiar puesto de conducción.

Ahora, mejor. El nuevo 508 ofrece una respuesta rápida a las órdenes de la dirección y una gran estabilidad. Además, la motorización de gasolina de 180 CV incluye de serie la suspensión pilotada con tres grados de dureza. También cabe destacar que resulta más ligero que su antecesor -70 kg de media-, gracias al empleo de aluminio en el capó y las aletas delanteras, mientras que el portón es de un tipo de plástico llamado termoplástico.

Todos cumplen. La oferta mecánica no tiene puntos débiles, si bien resulta especialmente interesante el propulsor gasolina 1.6 PureTech de 180 CV que, además, está disponible con tres acabados -Active, Allure y GT Line-. Tiene un funcionamiento agradable, unas buenas prestaciones -7,9 seg. de 0 a 100 km/h- y un consumo bajo; en torno a 6,5 litros/100 km reales practicando una conducción relajada.

Peugeot 508 2018 dinamica

¿Y el resto?

El equipo de frenos está bien dimensionado, con discos ventilados de 304 mm delante y macizos de 268 mm detrás. La visibilidad trasera es el aspecto más criticable, debido al pequeño tamaño de la luneta; en este sentido, se agradecería que la cámara trasera fuese de serie -cuesta 312 euros-.

Ficha técnica del Peugeot 508 GT Line PureTech 180 EAT8

Motor Gasolina, 4 cilindros en línea, 1.598 cc
Potencia 180 CV a 6.000 rpm
Par 250 Nm a 1.750 rpm
Largo / ancho / alto 4,75 m / 1,86 m / 1,40 m
Velocidad máxima 230 km/h
0-100 km/h 7,9 segundos
Consumo 5,4 l/100 km
Tracción A las ruedas delanteras
Maletero 487 litros
Peso 1.420 kg
Cambio Automático, 8 velocidades
Depósito 62 litros

 

Peugeot 508