Subaru pone fin a la producción del BRZ, ¿veremos pronto un sucesor?

subaru brz
Subaru pone fin a la producción del BRZ, ¿veremos pronto un sucesor?
Javier Jimenez
Javier Jimenez

Subaru ha anunciado el cese de la producción del BRZ. Después de 8 años en el mercado, el deportivo compacto de la firma japonesa llega al fin de su vida comercial. A continuación, repasamos las claves de este unicornio automovilístico.


El adiós del Subaru BRZ es noticia que no pilla a nadie por sorpresa, ya que el pasado mes de marzo el fabricante lanzaba una serie especial Final Edition que tan sólo llegaría al mercado alemán. A partir de ahora, los clientes que quieran adquirir una unidad tendrán que recurrir al stock existente. Es más, en este momento las unidades del coupé en concesionarios europeos son bastante limitadas por lo que no es descabellado pensar que pronto llegarán a su fin.

Subaru BRZ trasera

Recordemos que el Subaru BRZ nace fruto de una estrecha colaboración de Subaru con Toyota allá por 2012. Ambas marcas se pusieron manos a la obra para crear un deportivo a la vieja usanza cuya filosofía girase única y exclusivamente en torno a garantizar las mejores sensaciones al volante. El pacto asiático también daría lugar al Toyota GT86, su hermano gemelo sobre el que apenas podemos apreciar diferencias y que pronto también podría decir adiós.

El BRZ obedece al planteamiento de los deportivos japoneses de las décadas de los 80 y 90. Hablamos de figuras tan míticas como el Toyota Celica, el Nissan 200SX o el Mazda RX-7, entre otros. De hecho, de puertas para adentro se apostaba por un diseño espartano con detalles propios de otra época. Algunos de sus rivales son Mazda MX-5 RF, el Abarth 124 GT y el Nissan 370Z Coupé.

Subaru BRZ motor

Bajo el capó, el Subaru BRZ esconde un motor 2.0 litros atmosférico que rinde 200 CV y ofrece un par máximo de 205 Nm a 6.400 rpm. El bloque envía toda su potencia al eje trasero a través de una caja de cambios manual de seis relaciones. Además, el deportivo japonés monta un diferencial autoblocante que favorece su comportamiento dinámico.

Subaru BRZ interior

La arquitectura bóxer de esta configuración mecánica permite mantener muy bajo el centro de gravedad del coche. Con todo ello, el Subaru BRZ declara una velocidad máxima de 226 km/h y una aceleración de 0 a 100 km/h en 7,6 segundos. Un coupé de la vieja escuela con una filosofía muy distinta a la de los deportivos más modernos. El BRZ es uno de esos coches pensados para disfrutar de la conducción deportiva en puertos de montaña o en un trackday.

Subaru BRZ interior

Todos los rumores apuntan a que en 2021 se presentará una nueva generación. Si bien aún no hay ninguna nota oficial, parece que la nueva generación podría hacer uso de la plataforma TNGA de Toyota en compañía de un propulsor turboalimentado de 2.4 litros con una potencia cercana a los 250 CV. Y es que, la cifra de potencia de este coche siempre ha sido sinónimo de debate.

En definitiva, el Subaru BRZ es un coche que trata de demostrar que no es necesario invertir una cantidad de dinero desorbitada para poder disfrutar de un deportivo que sea capaz de despertar una sonrisa al conductor. Las últimas unidades que aún se pueden pedir a través de la página web del fabricante en España parten de los 33.200 euros. También es posible encontrar alguna oportunidad en el mercado de segunda mano en buen estado y con pocos kilómetros por unos 20.000 euros.

 

Subaru BRZ