'Fallos' en el sistema que activa y desactiva el control de emisiones

Escándalo en EE.UU. por el engaño en las emisiones de los diésel de VW-Audi

motortdi
Escándalo en EE.UU. por el engaño en las emisiones de los diésel de VW-Audi
Victor Delgado
Victor Delgado
La Agencia de Protección Ambiental de EEUU descubre un sistema fraudulento que activa y desactiva el control de emisiones en función de si están pasando un test.


La Agencia de Protección Ambiental –EPA- de Estados Unidos citó el pasado 18 de septiembre a la prensa para hacer un anuncio importante sobre un importante fabricante de automóviles: el Grupo Volkswagen debía llamar a revisión a todos sus vehículos TDI de 4 cilindros vendidos en Estados Unidos entre 2009 y 2015 debido a un fraudulento dispositivo de desactivación.
Se trata de un software que desactiva los controles de emisiones durante la conducción rutinaria pero que los activa cuando el vehículo pasa por una prueba de este ámbito, reduciendo oficialmente el nivel de emisiones en coches que pueden llegar a superar en 40 veces el máximo permitido de óxido nitroso. Otros fabricantes como Mazda produjeron motores diésel después de 2008 para cumplir con los reglamentos entrados en vigor aquel año.
En el caso de los japoneses, utilizaron un popular sistema de inyección de urea del que solo estaba exento el Grupo Volkswagen para cumplir con la ley, aunque al parecer no era tal. Esta corrección le costará al consorcio alemán una cifra en torno a los 16 millones de euros, para la que los clientes serán llamados en las próximas semanas y sobre la que Volkswagen no ha comentado nada oficialmente más allá de que ´están cooperando con la investigación´.
Lo cierto es que hay casi 500.000 unidades afectadas –que incluyen el Audi A3 TDI, y los Volkswagen Beetle, Golf, Jetta y Jetta SportWagen- y que este no es el primer encontronazo de los alemanes con la EPA, después de tener que pagar 975.000 euros por sensores de oxígeno defectuosos en junio de 2005. Como consecuencia de estos contratiempos el valor de las acciones en bolsa del Grupo Volkswagen han caído un 15%, situándose su precio actualmente en 137 euros.