Cambio manual o automático

Mazda CX-30: nuevo motor de 150 CV con hibridación y sorprendentes prestaciones

16 Mazda CX-30: nuevo motor de 150 CV con hibridación y sorprendentes prestaciones
Fotos del Mazda CX-30 Skyactiv-X
Pablo Gutiérrez
Pablo Gutiérrez

El Mazda CX-30 recibe el propulsor de gasolina 2.0 SKYACTIV-G de 150 CV asociado al sistema M HYBRID. ¿Lo más sorprendente? Sus cifras son muy similares a la versión SKYACTIV-X de 180 CV y añade una novedad respecto al Mazda3 con el mismo motor.


Hace unas cuantas semanas, desde Autofácil te mostramos las primeras informaciones del Mazda3 2.0 SKYACTIV-G de 150 CV. Este nuevo propulsor, ubicado entre la variante de 122 CV y el innovador 2.0 SKYACTIV-X de 180 CV, muestra una estupenda relación entre prestaciones y consumos gracias a su elevada eficiencia y la presencia de un sistema de hibridación ligera M HYBRID.

Además, ahora llega al Mazda CX-30, un SUV que refuerza su gama para competir al máximo nivel no solo con el Ford Kuga, Peugeot 3008, Seat Ateca o Volkswagen Tiguan, sino también con los Audi Q3, BMW X2, Mini Countryman, Volvo XC40 o la segunda generación del Mercedes-Benz GLA.

Mazda CX-30

El Mazda CX-30 2.0 SKYACTIV-G de 150 CV desarrolla un par máximo de 213 Nm y ofrece unos datos muy interesantes. Asociado a la caja de cambios manual de seis relaciones, acelera de 0 a 100 km/h en solo 8,8 segundos, alcanza una velocidad punta de 198 km/h y registra un gasto medio de apenas 5,1 litros/100 km –lo mismo que el SKYACTIV-G de 122 CV-. Como curiosidad, hemos comparado estas cifras con la versión más potente de la gama, el 2.0 SKYACTIV-X de 180 CV; en este caso, la aceleración se efectúa en 8,5 segundos, llega hasta 204 km/h y establece un consumo medio de 4,6 litros/100 km.

El Mazda CX-30 2.0 SKYACTIV-G de 150 CV ofrece múltiples posibilidades a sus clientes, ya que puede vincularse con la caja de cambios automática, de seis relaciones, para incrementar su confort de uso. Pero aquí no acaba todo, puesto que presenta una diferencia importante respecto al Mazda3 de idéntica motorización: el SUV incrementa su polivalencia gracias a un sistema de tracción total AWD opcional.

Mazda CX-30 interior

Por el momento, este Mazda CX-30 ha llegado a varios países europeos. En Alemania, el motor 2.0 SKYACTIV-G de 150 CV tiene un precio de partida de 25.790 euros y 28.290 euros en la versión AWD, lo que supone un incremento de apenas 1.000 euros respecto a la variante de 122 CV. Por otra parte, el cambio automático supone un desembolso adicional de 2.000 euros, ya sea con tracción delantera o total.


 

Mazda CX-30