Las palancas de cambio más espectaculares de la historia, ¿cuál es tu favorita?

Ferrari 550 Maranello
Las palancas de cambio más espectaculares de la historia, ¿cuál es tu favorita?
Andrés Martínez
Andrés Martínez
Todo apunta a que las cajas de cambio manuales están en peligro de extinción y a que, en las transmisiones automáticas, las palancas selectoras perderán poco a poco el protagonismo, en favor de las levas y los cambios manejados por botones. Pero mientras eso sucede, hemos seleccionado las palancas de cambio más espectaculares.

Es una realidad. A medida que la electrificación avanza, las cajas de cambio manuales retroceden… Y es que, esta nueva tecnología está cambiando de forma radical la forma en la que los conductores se relacionan con sus vehículos, ya que permiten eliminar muchos componentes físicos que hasta ahora eran imprescindibles en un automóvil.

Probablemente esta tendencia supondrá, probablemente, el final de las tradicionales palanca de cambio, en favor de botones, mandos giratorios, levas... Pero mientras llega ese momento, hemos preparado una selección con nuestras palancas favoritas. ¡Esperamos que te guste!

Comparativa: Porsche 911 PDK y BMW M2 CS DCT frente a sus versiones manuales

1. Ferrari

ferrari f355 berlinetta cambio manual

Si eres aficionado al automóvil, seguramente lo habrás imaginado. Estás llevando el motor de un Ferrari al corte de inyección para, acto seguido, apoyar tu mano en el pomo metálico del cambio manual, dar un golpe de muñeca, y sentir como la palanca se desplaza por una griglia selettore, también metálica, con el bramido del motor de fondo. Sin duda, es una experiencia digna de contar a tus nietos.

¿Una curiosidad? El último modelo manual de la marca italiana fue el California (se comercializó hasta 2011 con este cambio)… y solo se vendieron cinco unidades con esta transmisión.

2. Porsche Carrera GT

Cambio Porsche Carrera GT

El Porsche Carrera GT supuso el final de una era en el mundo del automóvil. De hecho, fue el último hiperdeportivo que se fabricó con caja de cambios manual, de seis velocidades. Evidentemente, lidiar con los 612 CV y 590 Nm de par del motor sería complicado para una caja manual, de ahí que Porsche dotara a este supercoche de un embrague cerámico denominado PCCC (Porsche Ceramic Composite Clutch); muy ligero y tremendamente resistente.

Su pomo, de madera de abedul y fresno, nació para homenajear la palanca de cambios de los antiguos Porsche 917 y, a nuestro entender, tiene un aspecto absolutamente brutal, ¿no te parece?

3. Ford Mustang Bullit/Mach1

Ford mustang cambio

Este pomo simple, blanco y nacarado tiene sus orígenes en el Ford Mustang GT 390 Fastback, de 1968, en el que Steve McQueen persiguió a dos asesinos a sueldo en la película Bullit. Se trata de una palanca de cambio tan carismática que hasta tiene nombre propio: Q-Ball. Lo puedes encontrar en los Ford Mustang Bullit y Mach 1 actuales.

4.- Volkswagen Golf GTI

Volkswagen Golf 1976 cambio

Esta pelota de Golf no necesita carta de presentación: ha sido una de las señas de identidad del GTI más famoso de la historia generación tras generación, desde su lanzamiento en 1976. Lo cierto es que utilizar una de estas palancas de cambio es una de esas cosas que siempre te dibuja una sonrisa en la cara.

5. Audi R8

Cambio Audi R8

La aparición del Audi R8 en 2007 supuso dar un puñetazo encima de la mesa para la marca de Ingolstadt: por primera vez podía jugar en la liga de los superdeportivos… y salir victorioso. En un primer momento se comercializó con cambio automático R-Tronic (tremendamente brusco) o con un excepcional cambio manual, de seis velocidades, que dicho sea de paso, era absolutamente excepcional por tacto, precisión… y el diseño de la palanca.

6.- Porsche 911

cambio manual porsche 911

De acuerdo, el estilo no es el punto fuerte de la palanca del Porsche 911. Pero en su generación 991, allá por 2012, se convirtió en el primer coche con caja de cambios manual de siete velocidades… y eso hace que su presencia en este ranking esté más que justificada.

7.- Pagani Huayra

Pagani Huayra

En general, la caja de cambios manual X-Trac con embrague automatizado es tan éxotica como el propio Huayra que la monta. Y es que, aunque carece de una conexión física con el motor, sus afortunados propietarios pueden observar como trabajan sus 67 componentes cada vez que realizan un cambio de marcha. ¿Acaso no es brutal?

8.- Abarth 695 Biposto

abarth 695 biposto

Para describir este cambio manual de cinco marchas (sí, solo cinco), nada mejor que el veredicto del subdirector de EVO, Miguel Tineo, después de probarla por primera vez en 2017.

«La caja de cambios, casi de competición es sin duda el aspecto más especial de este coche. Permite cambiar incluso sin pisar el embrague, algo que puede compensar si la maniobra se ejecuta por encima de las 4.000 rpm y, sobre todo, subiendo de marcha. Un golpe seco sobre la palanca, de recorridos cortísimos, hará que la caja pase de una marcha a otra en milésimas de segundo; exactamente las que tardes en desplazar la palanca. Si lo haces así, cada cambio va acompañado de una instantánea sacudida a todo el coche que te indica que, efectivamente, has cambiado de marcha«.

Como contrapartida, su manejo no era demasiado agradable al maniobrar y, tanto la primera como la marcha atrás, eran difíciles de insertar a la primera. En cualquier caso, su aspecto es encomiable.

9.- Volvo

Volvo XC40

¿Qué tiene de peculiar esta palanca de cristal introducida en el S90 por primera vez? Muy sencillo: está fabricada en cristal por Orrefors Crystal Eye, de forma totalmente artesanal y siguiendo técnicas similares a las empleadas en el Siglo XVIII. ¿Una curiosidad? Pese a fabricarse con procedimientos tradicionales, solo el 70% de los pomos que se fabrican consiguen pasan el control de calidad, para montarse en un Volvo de producción. Desde luego, este pomo no va a hacer que tu coche funcione mejor, pero es lo más parecido a tener una obra de arte en tu mano.

10.- Renault 4

Renault 4 cambio

Puede parecer una broma… pero no lo es. De hecho, en la redacción de EVO cada vez que hablamos de cajas de cambio, acaba apareciendo la caja manual del veterano Renault cuatro latas, con una palanca ubicada en el salpicadero de un accionamiento un tanto peculiar. Y la verdad es que ni siquiera sabemos muy bien por qué…

Por último, si crees que se nos ha olvidado algún cambio digno de estar en esta lista, no dudes en decírnoslo. Te leemos en nuestras redes sociales.

 

0 Comentarios