Servicios

Mantenimiento

llave inglesa

¿Cuánto va a costar la próxima revisión de tu coche? Averígualo aquí.

Tasación

coche y lupa

¿Vas a comprar o vender? Conoce el valor real de tu coche en el mercado.

Concursos

trofeo

Descubre todos los regalos que puedes conseguir si participas.

Consultorio

interrogación

Plantéanos tus dudas sobre coches y nosotros te las resolveremos.

¿Cuál me compro?

dinero

Envía tu pregunta y sigue los consejos para decidir qué coche comprar.

Kiosco LUIKE

revista y móvil

Descubre todas las publicaciones de LUIKE en soporte impreso y digital.

Seat Más 4x4 de lo que parece

La historia 4x4 de Seat

Publicado el miércoles 22 de mayo de 2019
La historia 4x4 de Seat

Con más imaginación y ganas que recursos, a mediados de los años 80 Seat consiguió desarrollar sus primeros 4x4 para participar en rallys. La tracción total comercial no llegaría hasta dos décadas más tarde, y ahora comienza una nueva era en la que las versiones 4Drive prometen expandirse a todos los segmentos.

SEAT IBIZA BIMOTOR. 1986



Los primeros escarceos de Seat con la tracción total están directamente vinculados con la competición. En 1986, Seat encontró la manera de participar oficialmente en rallys con un prototipo de tracción total cuyo desarrollo tuvo un coste relativamente bajo: el Ibiza Bimotor.

Este vehículo instalaba dos motores transversales, uno sobre cada eje, con sus respectivas cajas de cambio, mandadas ambas por un único selector. Los motores eran los habituales System Porsche de la época, con una cilindrada de 1,5 litros, carburación mejorada y árboles de levas con mayor cruce, lo que les permitía desarrollar en torno a 125 CV.

No obstante, la potencia total no era la suma de la desarrollada por ambos propulsores, ya que el motor delantero solía "acelerarse" más que el trasero, por lo que cuando el primero llegaba a su tope de vueltas, el segundo aún no había alcanzado su régimen de potencia máxima.

La parte trasera del Ibiza Bimotor empleaba una segunda parte delantera del bastidor del Ibiza, para aprovechar los soportes de motor, cambio y suspensiones, por lo que se trataba de un vehículo con cuatro esquemas McPherson en lugar de emplear los triángulos inferiores con ballesta transversal típicos de los Ibiza y Málaga de la época, heredados en realidad del Fiat 128 diseñado por el genial Dante Giacosa en 1969.

Pese a tratarse de un desarrollo muy artesanal, el vehículo era realmente rápido, y tuvo un gran éxito en el Campeonato Nacional de Rallys de Tierra. No pudo competir en otras categorías porque el final de su desarrollo coincidió con el cambio de normativa FIA que cerraba la puerta a todos estos fabulosos "inventos" tras el accidente mortal de Henri Toivonen y Sergio Cresto en el Tour de Corse de 1986 con su Lancia Delta S4 de Grupo B. En cualquier caso, la retirada de estas máquinas de los grandes campeonatos permitió al Nacional de Rallys de Tierra vivir una época dorada en la que este Ibiza Bimotor, pilotado por José María Servià, se batía el cobre con modelos como el mismísimo Delta S4 de Gustavo Trelles o el Ford RS 200 de Carlos Sainz.

SEAT TOLEDO MARATHON. 1992



Pese a su efímera vida, el Toledo Marathon es uno de los vehículos de competición más interesantes y ambiciosos de Seat. El segundo 4x4 desarrollado por la firma española nacía en 1992 para recoger el testigo del Audi Coupé Quattro con el que José María Servià había triunfado en el Campeonato Nacional de Rallys Todoterreno durante las dos temporadas anteriores.

Seat, perteneciente ya al Grupo VAG, contaba esta vez con un motor competitivo (el 2.1 pentacilíndrico del mencionado Quattro), un buen know how y la base técnica del prototipo de Audi, si bien el Toledo no es un Grupo B re-carrozado, sino un desarrollo propio del Centro Técnico de Martorell.

Se estrenó en Portugal, en 1993, con un abandono, pero conseguiría un meritorio segundo puesto en Grecia en ese mismo año, demostrando el enorme potencial de este 4x4 con diferencial central autoblocante Torsen.

Chasis tubular, suspensiones independientes de dobles trapecios con doble amortiguador Öhlins por rueda, motor central trasero de 330 CV, cambio manual de seis relaciones, carrocería de fibra y las manos de José María Servià y Erwin Weber consiguieron hacer brillar a este prototipo, cuyo único problema siempre fueron unos presupuestos muy ajustados que le impidieron realizar un programa deportivo completo y mejorar su fiabilidad.

Weber llegó a ser segundo absoluto, imponiéndose al mismísimo Citroën ZX Grand Raid de Timo Salonen en el Rally de Portugal, y en esa misma campaña Servià llegaría a lograr la victoria en Grecia, dejando claro el enorme potencial del Toledo Marathon.

SEAT CÓRDOBA WRC. 1998



Probablemente, el Córdoba World Rally Car haya sido el proyecto deportivo más ambicioso de Seat Sport. Después de haber logrado un notable éxito con sus Ibiza Kit Car (de dos ruedas motrices) en el Campeonato del Mundo de Rallys, Seat decidió jugar en la liga de los grandes, y el modelo elegido fue el Córdoba, con la carrocería de dos puertas o SX.

El mayor hándicap del vehículo era su corta batalla, ya que tanto el Ibiza como el Córdoba de calle estaban desarrollados sobre la plataforma A0 de Volkswagen, compartida con la tercera generación del Volkswagen Polo. A pesar de ello, se trataba de un verdadero pura sangre de carreras, con un competitivo motor de dos litros sobrealimentado que desarrollaba en torno a 300 CV y entregaba el par a las cuatro ruedas a través de una caja secuencial de dientes rectos de seis relaciones (diseñada por Hewland y por la propia Seat) y un sistema motriz con diferenciales activos desarrollado ni más ni menos que por el especialista Prodrive, mientras que las suspensiones eran de tipo McPherson en ambos ejes, con amortiguadores Öhlins.

El Córdoba WRC contó con dos importantes evoluciones, y llegó a lograr tres podios en sus tres años de participación en el certamen, con Harri Rovanperä, Toni Gardemeister y Didier Auriol a sus mandos. Sus mayores logros, no obstante, se registraron en pruebas nacionales, como nuestro Campeonato de España de Rallys de Tierra (siete victorias absolutas), el Nacional de Asfalto (cinco) e incluso en el Campeonato de Europa (nueve).

SEAT SALSA EMOCIÓN CONCEPT. 2000



Presentado en el Salón de Ginebra de 2000 como Salsa "a secas" y unos meses más tarde en París con el apellido "Emoción", se trataba de un prototipo que mostraba algunas de las líneas maestras de la fallida tercera generación del Toledo y de los mucho más exitosos Altea y León II.

Para nosotros, no obstante, el primer concept car de la etapa española de Walter de Silva como diseñador de Seat era mucho más importante por anunciar la introducción de un sistema de tracción total, que transmitía al suelo los 250 CV del motor V6 2.8 atmosférico de origen Volkswagen y contaba con una interfaz de modos de conducción con un programa específico para uso fuera del asfalto, así como suspensiones neumáticas capaces de alejar los bajos hasta 31 centímetros del suelo.

El Salsa reaparecería en 2002 en el Salón de Madrid, esta vez en una configuración más deportiva y con el apellido Cupra, convertido hoy en una marca con entidad propia cuyo primer modelo es, precisamente, un todocamino: el Cupra Ateca.

SEAT CÓRDOBA DAKAR. 2002



Acabado el programa deportivo del Córdoba WRC, Seat decidió desarrollar una variante de raids con la que compitió en el Dakar de 2002. Era un vehículo con grandes modificaciones tanto en las suspensiones como en el motor, reemplazado por un 2.0 TDI prácticamente de serie que rendía unos 210 CV, de cara a lograr una mayor fiabilidad y la necesaria autonomía en las larguísimas etapas de la carrera africana, varias de ellas con cerca de 500 kilómetros cronometrados.

Fernando "Búfalo" Gil y Rafa Tornabell fueron los tripulantes del Córdoba en la aventura dakariana de Seat en 2002, y brillaron especialmente en las etapas más cortas, como la que se disputó en un barrizal en los alrededores del Estadio de la Peineta (hoy Wanda Metropiltano), al paso de la carrera por Madrid. El Córdoba logró dos victorias de etapa, si bien llegó al Lago Rosa desclasificado, ya que la rotura de los electroventiladores en una larga especial obligó a sus tripulantes a parar constantemente para evitar una rotura mecánica.

Este Córdoba se encuentra, a día de hoy, en perfecto estado, tras haber sido reconstruido para disputar el Dakar 2014, participación que finalmente no se produjo. Su actual propietario, Jaume Aregall, lo tiene, de hecho, a la venta. Así que si quieres comprar un trocito de historia, esta es tu oportunidad.

SEAT ALTEA FREETRACK CONCEPT. 2007



Como reclamo de cara al lanzamiento de la versión de producción, Seat presentó este espectacular prototipo en marzo de 2007, medio año antes del lanzamiento del que se convertiría en el primer todocamino de la firma española.

Con pasos de rueda ensanchados, grandes ruedas AT en medida 255/50-19, y la rueda de repuesto montada en el portón, el prototipo prometía una altura al suelo de 310 milímetros, motor 2.0 turbo de 240 CV y tracción total mediante un embrague interaxial Haldex.

SEAT ALTEA FREETRACK4. 2007



El primer todocamino comercializado por Seat fue presentado en el Salón de Barcelona del año 2007. Se trataba de una variante del Altea XL (con la carrocería alargada con respecto al Altea convencional) dotado de los habituales aletines y parachoques de plástico gris oscuro sin pintar.

Pero lo más importante es que este vehículo adoptaba unos muelles más altos, neumáticos con algo más de perfil y un sistema de tracción total mediante un embrague de discos Haldex que acoplaba el tren trasero automáticamente, muy similar a los sistemas actualmente disponibles en los Ateca y Tarraco, pero con el accionamiento totalmente hidráulico frente a la actual generación del sistema, que cuenta con un motor eléctrico en sustitución de la bomba hidráulica.

Con motores diésel y gasolina de hasta 170 y 200 CV, respectivamente, se trataba de un vehículo muy dinámico, formidablemente equipado, dotado de unas capacidades bastante limitadas para salir del asfalto por sus poco favorables cotas pero con una formidable motricidad.

SEAT TRIBU. 2007



Presentado en el Salón de Fráncfort de 2007, el Tribu era el primer prototipo diseñado por Luc Donckerwolke, quien sustituía a Walter de Silva avalado por sus notables éxitos en Audi y Lamborghini.

Basado en la plataforma de la primera generación del Volkswagen Tiguan, el Tribu contaba con una planta motriz convencional de dos litros y 140 CV, y servía como anticipo para lanzar un Tiguan con sutiles cambios y el logotipo de Seat en su parrilla, un proyecto que la crisis económica se encargaría de cancelar.

No obstante, el Tribu no cayó en saco roto, y el proyecto siguió adelante, aunque ya pensando en la nueva plataforma modular MQB. De hecho, algunos de los rasgos del Tribu son claramente reconocibles en el Ateca, que no vería la luz hasta nueve años más tarde.

SEAT IBX. 2011



Con una carrocería de tres puertas de 4,26 metros de longitud, el IBX era el avance con el que Seat anunciaba las líneas maestras del Ateca. Se presentó en el Salón de Ginebra de 2011, y su nombre combinaba las dos primeras letras de 'Iberia' junto con la 'X', que se asocia a la tracción total.

Sus líneas eran responsabilidad del diseñador Juan Manuel Díaz, y rompían la proporción clásica de los todoterrenos con similar anchura y altura, ya que el techo quedaba a 1,62 metros del suelo, mientras la anchura llegaba hasta los 1,80 metros, lo que confería al vehículo cierto aspecto deportivo.

Técnicamente, prometía un sistema de propulsión híbrido que a día de hoy aún no se ha reflejado en ninguna propuesta de producción, si bien no se trataba de una planta motriz especialmente ambiciosa, puesto que declaraba 45 kilómetros de autonomía puramente eléctrica. En realidad, la apuesta por la hibridación servía más bien para anunciar una futura planta motriz de tracción total en la que el tren trasero recibiría tracción empleando únicamente un motor eléctrico alojado en este tren motriz, al estilo del sistema empleado por el Mitsubishi Outlander PHEV.
.

SEAT LEÓN X-PERIENCE. 2014



Sucesor del Altea Freetrack, este León todocamino comenzó su vida comercial a finales de 2014. Derivado del León ST (el familiar), añade pasos de rueda en plástico sin pintar y unos parachoques específicos. Técnicamente incorpora unos muelles más altos, que alejan ligeramente los bajos respecto al suelo, y el sistema de tracción total conectable automáticamente mediante embrague de discos Haldex V, si bien desde verano de 2015 hay también disponibles versiones de tracción delantera.

La altura libre es de 17,2 centímetros, los ángulos todoterrenos no son especialmente buenos, y el vehículo no está pensado para un uso intensivo fuera del asfalto. No obstante, su motricidad es buena, y nos costará encontrar un vehículo que aúne su habitabilidad, su estabilidad en carretera, su bajo consumo (en el caso de las versiones TDI) y sus prestaciones, especialmente si hablamos del motor turbodiésel de 184 CV.

SEAT 20V20. 2015



Diseñado por Alejandro Mesonero-Romanos y presentado en el Salón de Ginebra de 2015, su nombre es una alteración de 'Vision 2020', y alude a por dónde se supone que evolucionará la oferta SUV de Seat en 2020; es decir: cinco años después de su presentación.

Debajo de su carrocería, de 4,66 metros, encontramos un sistema de propulsión híbrido enchufable, con un motor de gasolina de 2,0 litros y 265 CV, un motor eléctrico, cambio automático DSG y tracción a las cuatro ruedas, y en el maletero hay sitio para un overboard eléctrico. Su altura libre alcanza los 22,8 centímetros, que es un buen valor para circular fuera del asfalto.

A diferencia de otros prototipos, el 20V20 es un vehículo plenamente funcional, que se traducirá en un modelo de calle que debería llegar al mercado, precisamente, en el próximo año 2020.
.

SEAT LEÓN CROSS SPORT. 2015



Este crossover sobre la base de la carrocería de tres puertas de la tercera generación del León fue la sorpresa de Seat en el Salón de Fráncfort de 2015. Estéticamente, el Cross Sport añadía pasos de rueda, taloneras y parachoques específicos.

Dinámicamente, se trata de una evolución del SC Cupra, con su motor de 2,0 litros y 300 CV (el mismo que el del Cupra Ateca) y con una caja de cambios automática DSG de siete velocidades.

Para relacionarlo aún más con el prototipo 20V20, presentado medio año antes (arriba, en esta misma página), su carrocería estaba pintada del mismo color, y de cara al uso fuera del asfalto cuenta con suspensiones elevadas 41 milímetros con respecto al Cupra y sistema de tracción total acoplable automáticamente. No está prevista su comercialización, aunque a nosotros nos encantaría que Seat se atreviese a lanzarlo.

SEAT ATECA. 2016



El exitoso todocamino medio de Seat debutó en el Salón de Ginebra de 2016. Se trata de un modelo compacto, de 4,36 metros de longitud, construido sobre la plataforma modular del Grupo Volkswagen para vehículos de motor transversal (MQB). Está hermanado con el Škoda Karoq y, de hecho, se fabrica con él en Kvasiny, en la República Checa.

Su gama es muy completa, con opciones diésel de hasta 150 CV y gasolina de hasta 190 CV. En el momento de su lanzamiento había también variantes diésel de 190 CV, que ya no están disponibles, dejando esta motorización en exclusiva para el Tarraco.

El Ateca 4Drive (con tracción total) está únicamente disponible con caja de cambios automática de dos embragues y siete relaciones. De forma opcional, puede equiparse con amortiguadores de dureza variable, luz de cruce y de largo alcance mediante ledes, cuadro de mandos digital, portón de accionamiento eléctrico y numerosos sistemas de asistencia a la conducción..

SEAT ATECA X-PERIENCE. 2016



Seis meses después de la presentación del Ateca, Seat lanzó en el Salón de París el prototipo Ateca X-Perience, que avanza cómo podría ser una versión más campera de este todocamino, con ruedas AT, protecciones y mayor altura al suelo.

Según comentaba Matthias Rabe, vicepresidente de I + D de la firma española, previamente a la presentación del protipo: "El Ateca X-Perience sirve para mostrar las posibilidades y el potencial que tiene la familia Ateca en el futuro.

Sabemos que con el Ateca podemos ir mucho más allá y este es un ejemplo que vamos a mostrar en el Salón de París. El Ateca X-Perience va dirigido al cliente que quiere ir un poco más lejos, llevarlo al extremo, para excursiones de fin de semana, aún más offroad".

A día de hoy, la comercialización de una variante X-Perience aún no ha sido confirmada, pero es probable que Seat se decida a lanzarla en el futuro, de modo análogo a lo que está haciendo Škoda con su familia Scout.

 

 
0
 


Servicios

Mantenimiento

llave inglesa

¿Cuánto va a costar la próxima revisión de tu coche? Averígualo aquí.

Tasación

coche y lupa

¿Vas a comprar o vender? Conoce el valor real de tu coche en el mercado.

Concursos

trofeo

Descubre todos los regalos que puedes conseguir si participas.

Consultorio

interrogación

Plantéanos tus dudas sobre coches y nosotros te las resolveremos.

¿Cuál me compro?

dinero

Envía tu pregunta y sigue los consejos para decidir qué coche comprar.

Kiosco LUIKE

revista y móvil

Descubre todas las publicaciones de LUIKE en soporte impreso y digital.

Autofácil.es es un producto de Luike
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de autofácil.es. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
Luike
Otros medios del grupo: logo Luike | logo formulamoto

Síguenos en

  • Síguenos en Facebook
  • Síguenos en Twitter
  • Síguenos en Instagram
  • RSS