Por la bajada de la libra

El ‘Brexit’ dispara la demanda de superdeportivos en Reino Unido

supercoches londres
El ‘Brexit’ dispara la demanda de superdeportivos en Reino Unido
Antonio Moraleja
Antonio Moraleja
La inminente salida de Reino Unido de la Unión Europea ha provocado un aumento considerable de la demanda de vehículo deportivos de altagama en el país con motivo del descenso del valor de la libra.


Sabemos que Reino Unido es uno de los países con mayor afición por los coches deportivos y ciudades como Londres son territorio habitual de vehículos de auténtico lujo. De hecho, el pasado verano, la capital británica vivió una pequeña ‘invasión de superdeportivos’ propiedad de los descendentes de los jeques de Catar, Emiratos Arabes, Kuwait y otros países árabes que, huyendo de las altas temperaturas de sus países natales, decidieron pasar el verano en Londres y lucir sin ningún tapujo todo su potencial económico en forma de Lamborghinis, Ferraris, Mercedes AMGs, Bugattis, McLaren, etc.

No obstante, el ‘Brexit’ ha traído consigo un efecto domino inesperado y que podría aliviar la vida de los ciudadanos británicos, cansados del ruido de los tubos de escape y los malos hábitos al volante de los propietarios de estos vehículos. El concesionario de lujo Romans International, con sede en Surrey, ha informado de que las solicitudes desde fuera de Reino Unido para comprar superdeportivos de altagama se han disparado con un crecimiento del 20% en comparación con el período anterior al ‘Brexit’.

Modelos como el Bugatti Veyron, McLaren P1 y Porsche 918 Spyder han encontrado nuevas casas en el extranjero en los últimos meses gracias al ‘Brexit’ y la devaluación de la libra con respecto a otras monedas de Europa. Además, otra de las causas principales que han provocado ésta alta demanda es que estos vehículos pueden venderse fuera de la Unión Europea sin tener que pagar impuestos como el IVA que se aplica en Europa.El Brexit dispara la demanda de superdeportivos en Reino Unidos

Mientras que antes de conocerse el resultado en el referéndum sobre ‘Brexit’, los ‘supercars’ y otros modelos de gama alta eran importados habitualmente a Reino Unido, ahora la situación es totalmente opuesta y muchos de estos vehículos se exportan para ser vendidos a clientes de diferentes países fuera de Europa.

Estados Unidos, pero también otros países pertenecientes a los Emiratos Árabes, donde el lujo y la ostentación están a la orden del día, son los destinos desde donde más han crecido las demandas de este tipo de superdeportivos al alcance de muy pocos.

 

Mercedes-Benz AMG GT