Nuevo Opel Mokka 2021: ¿un rival para el VW T-ROC?

43 Nuevo Opel Mokka 2021: ¿un rival para el VW T-ROC?
Comparativa: Opel Mokka vs. VW T-ROC
Autofácil
Autofácil
En Opel tienen tanta confianza en su nuevo Mokka que consideran que su gran rival es el Volkswagen T-ROC. Así que hemos decidido comparar las gamas de ambos y este es el resultado.

El segmento SUV está tomando tal punto de protagonismo que algunas marcas hasta tienen dos modelos diferentes encuadrados en la misma categoría. Un ejemplo de ello es Opel, que cuenta en su gama con dos SUV urbanos: el Crossland y el Mokka. Mientras que el primero presenta un planteamiento más familiar gracias a un interior más amplio y una suspensión más suave y cómoda, el Mokka está dirigido a un público más juvenil, que no tiene tantas necesidades de espacio pero que, en cambio, sí le presta especial importancia a cosas como la estética o las posibilidades de personalización, además de un comportamiento un tanto más dinámico gracias a una suspensión más firme. 

opel mokka 3 edited 1
Volkswagen T-Roc

Además, mientras que el Crossland está basado en la plataforma de origen Opel del anterior Crossland X, el Mokka se aprovecha de la fusión con PSA para utilizar la misma plataforma EMP1 que, por ejemplo, el Peugeot 2008 o el DS 3 Crossback

Volkswagen es precisamente otra de las marcas que cuentan con dos modelos que, por tamaño, pueden encasillarse en ese mismo segmento. El T-Cross y el T-ROC. Sin embargo, en el caso de VW las diferencias entre ambas son mayores de lo que podría parecer dada la escasa diferencia entre ambos. Así, mientras que el T-Cross emplea la plataforma MQB A0 del Polo, el T-ROC utiliza la MQB A0 del Golf (o de otros muchos modelos del Grupo VW como el Audi A3, el Seat León, el Cupra Formentor, el Skoda Octavia…).

Esto hace que las diferencias sean más que apreciables a nivel mecánico, pues esta plataforma permite al T-ROC contar con versiones con tracción total e incluso una variante deportiva R con 300 CV. Por si fuera poco, y aunque esto no depende tanto de la plataforma, el T-ROC también se ofrece con una carrocería Cabrio con techo de lona.

Por todos esos motivos, lo más lógico es que el rival del Mokka sea el T-Cross, pues su filosofía mecánica y hasta sus precios son mucho más similares que si comparamos al nuevo modelo de Opel con el T-ROC. Sin embargo, es cierto que la exclusividad del T-ROC es mayor que la del T-Cross, y por ahí puede que el Mokka encaje más con el SUV urbano ‘grande’ de VW.

Opel mokka trasera
IMG 0117 1 edited

A partir de aquí, y con una diferencia de precio de unos 3.000 euros a favor del Opel si comparamos versiones similares, la pregunta es: ¿Cuál de los dos es más interesante?

Por dentro

Las diferencias entre ambos modelos son apreciables. Si nos centramos en espacio, el VW cuenta con unas plazas traseras más amplias, con 4 centímetros más de espacio para las piernas y 12 cm más de anchura. Esto permite que tres personas puedan viajar con una comodidad en las plazas traseras del T-ROC, mientras que en el Mokka el espacio es demasiado justo. Por maletero, los 445 L que tiene el T-ROC son claramente superiores a los 350 L del Mokka.

Opel Mokka interior
IMG 0169 edited

Por calidad, el resultado es similar si nos centramos en los plásticos empleados. Sin embargo, los remates y los ajustes son mejores en el Volkswagen, que también cuida mejor aspectos como el tacto de los botones o la iluminación interior. 

En cuanto al puesto de conducción, también el VW vuelve a ser superior: es más fácil dar con la postura ideal, el asiento ofrece mejor sujeción y la distribución de mandos está mejor resuelta. Ambos cuentan con una pantalla táctil central, pero se mantienen los mandos de toda la vida para las funciones principales de la radio y del climatizador, lo cual es muy de agradecer.

Opel Mokka plazas traseras
Plazas traseras del Opel Mokka
Volkswagen T-Roc plazas traseras
Plazas traseras del Volkswagen T-Roc
Opel Mokka maletero
Maletero del Opel Mokka
Maletero VW T-Roc
Maletero del VW T-Roc

¿Cómo son los motores?

En gasolina

El Opel se vende con dos motores tricilíndricos de 1.2 litros con 100 y 130 CV. Ambos tienen tracción delantera pero, mientras que el de 100 CV sólo se comercializa con cambio manual de seis velocidades, el de 130 CV únicamente está disponible con uno automático de ocho relaciones con convertidor de par.

En cuanto al VW, hay cuatro motores: un 1.0 TSI de tres cilindros y 110 CV con cambio manual de seis velocidades, un 1.5 TSI de cuatro cilindros con 150 CV y cambio manual de seis relaciones o automático de doble embrague y siete velocidades, un 2.0 TSI de 190 CV con tracción total y caja automática y el 2.0 TSI del T-ROC R, que desarrolla 300 CV y tiene tracción total y cambio automático de siete relaciones.

Si comparamos el Mokka de 100 CV y el T-ROC de 110 CV, vemos que tanto la respuesta como las prestaciones son muy similares (el Mokka pasa de 0 a 100 km/ en 10,6 segundos; el VW lo hace en 10,8 segundos). El VW es un poquito más suave y refinado, pero el motor del Opel se muestra un poco más voluntarioso a medio régimen. Donde hay más diferencia es en consumo: de media oficial, el Opel se conforma con 5,5 L/100 km y el VW sube hasta los 6 L/100 km. El Mokka más asequible con ese motor vale 22.136 euros, mientras que en el caso del T-ROC el coste es de 24.875 euros.

Si nos vamos a las versiones más potentes, podremos comparar la variante de 130 CV del Mokka y la de 150 CV del T-ROC. La diferencia de precio es apreciable, pues mientras el Mokka sale por 25.670 euros, el VW se va a 28.090 euros. A cambio, el motor 1.5 de cuatro cilindros del VW se muestra más refinado, y logra una respuesta más intensa y agradable desde bajas revoluciones. Gracias a eso, es más rápido (tarda 8,4 segundos en pasar de 0 a 100 km/h, mientras que el Opel emplea 9,1 segundos), pero también consume más: 6,3 L/100 km frente a los 5,6 L/100 km del Opel.

Opel Mokka perfil
Volkswagen T-Roc perfil

En diésel

El Mokka sólo se vende con un motor 1.5 de cuatro cilindros y 110 CV, con tracción delantera y cambio manual de seis velocidades. Por su parte, el T-ROC dispone de dos motores 2.0 TDI de 115 y 150 CV, a los que en breve se añadirá una versión de 190 CV. El de 115 CV sólo se ofrece con tracción delantera y cambio manual de seis relaciones, mientras que el más potente únicamente cuenta con tracción total y cambio automático de siete velocidades. El de 150 CV puede combinar ambos tipos de tracción con las dos cajas de cambio.

La versión básica del T-ROC es la única comparable con el Mokka por potencia. A favor del Mokka hay una diferencia de 5.515 euros, que es mucho teniendo en cuenta cómo van los dos. El del VW tiene 5 CV más y es mejor por refinamiento y ausencia de vibraciones, y también ofrece una respuesta más contundente e instantánea a bajo régimen. En cambio, el Opel es un coche más ligero (1.295 kilos en vez de 1.414 kilos de su rival), y eso le permite acercarse mucho al T-ROC por prestaciones (el VW pasa de 0 a 100 km/h en 10,4 segundos; el Opel, en 10,8 segundos) e incluso superarle por consumo (el Mokka gasta 4,4 L/100 km en vez de los 4,8 L/100 km de su rival). 

¿Y los ecológicos? 

En este aspecto, no hay discusión. Todas las versiones del T-ROC tienen etiqueta C, mientras que en el Mokka hay una versión completamente eléctrica con etiqueta Cero: el Mokka-e, que con sus 136 CV y una autonomía homologada de 324 km, cuesta desde 35.400 euros. 

Opel Mokka trasera
Volkswagen T-Roc 2021

Por cómo van

Por resumirlo de alguna forma, no es lo mismo contar con la plataforma de un urbano como un Opel Corsa que con la de un compacto como el VW Golf. Y eso precisamente es lo que sucede con ambos modelos. Así, el T-ROC es notablemente más cómodo pero, al mismo tiempo, resulta más preciso, más estable, más aplomado, más fácil de conducir y con unas reacciones más nobles al límite que el Mokka. No es que el Mokka vaya mal, pero sí es cierto que el T-ROC ofrece un comportamiento y una calidad de rodadura de un nivel superior. 

Las diferencias son todavía mayores y a favor del VW si se instala la suspensión adaptativa DCC opcional (1.330 euros; el Opel no la ofrece), y más aún en el caso las versiones de tracción total, pues en el T-ROC todas esas variantes cuentan con un eje trasero de tipo multibrazo todavía más eficaz que el de eje de ruedas tiradas que llevan las demás. 

Opel Mokka 2021 frontal
Volkswagen T-Roc 2021

Conclusión

Si nos fijamos en los datos y en las sensaciones de conducción, el resultado es el esperado: el T-ROC es un coche más completo y equilibrado que el Mokka. Sin embargo, si incluimos el factor precio, la cosa cambia y el Mokka puede ser, efectivamente, una alternativa al T-ROC. Y es que, aunque no llegue al nivel del VW, el Opel sigue ofreciendo un buen resultado final, un equipamiento de serie completo y unas posibilidades de personalización que le dan cierto toque de exclusividad.

 

Opel Mokka

Noticias Opel Mokka

opel mokka e opel mokka

¿Quieres probar el nuevo Opel Mokka 2021? Opel te lo lleva a casa

Opel ha puesto en marcha un servicio exclusivo para sus clientes llamado »Te lo llevamos a casa» que permite solicitar una prueba del nuevo Opel Mokka sin tener que acudir a un concesionario. Además del SUV urbano, también es posible acceder a una toma de contacto con cualquier eléctrico de la marca.

Javier Jimenez
0 Comentarios