2CV, Twingo, Panda, Countach… ¿por qué le pusieron esos nombres a estos 10 coches?

Enrique Espinós
Enrique Espinós
Puede que alguna vez te hayas preguntado de dónde salen los nombres de los coches. Y, sobre todo, aquellos más curiosos. Te contamos la historia detrás de la denominación de algunos de los coches más famosos de la historia.

Dar con el nombre perfecto para un vehículo es todo un proceso de márketing en el que toman en cuenta muchas cuestiones. Algunas veces, se busca la tradición, como hace Peugeot, que tiene por costumbre nombrar sus coches con tres o cuatro cifras, pero siempre con uno o dos ceros intercaladas en ellas; o como hace Seat, que desde los años 80 del pasado siglo, siempre pone a sus coches el nombre de una localidad española.

Muchas otras veces se busca un nombre simbólico, como por ejemplo el del Volkswagen Touareg, que evoca la aventura gracia al nombre de la tribu árabe; y otras muchas veces se busca, simplemente, un nombre llamativo, sonoro, extraño… por el que se reconozca el vehículo en cuestión.

Sea como fuere, los orígenes de los nombres de muchos de los coches más conocidos de la historia son de los más curioso. Aquí te contamos unos cuantos.

Si quieres un coche nuevo con descuento, haz click aquí

Porsche Boxster 986

Porsche Boxster (1996-2016)

El carismático roadster alemán se puso a la venta a finales de 1996, y aún se comercializa aunque, desde mediados de 2016, se denomina comercialmente Porsche 718 Boxster.

Fue el primer Porsche que fue concebido en origen como un descapotable o roadster (una denominación que se otorga a los coches descapotables biplaza y con espíritu deportivo) y, a la vez, este roadster equipaba los tradicionales motores bóxer (con los cilindros colocados en posiciones opuestas frente a un eje simétrico) de la marca de Stuttgart.

Pues, dicho y hecho. En un razonamiento muy germánico, los responsables de márketing de Porsche unieron las palabras Bóxer y roadster y les quedó… Boxster. Uno de los nombres más carismáticos de su historia reciente.

Fiat Panda Country 4x4

Fiat Panda (1965 – presente)

Lanzado al mercado en 1980 como el sustituto de otro urbano sencillo como el Fiat 126, el Fiat Panda nació buscando ser un coche eminentemente práctico, económico y espacioso; cualidades que ha mantenido a lo largo de sus tres generaciones.

En cuanto a su nombre, hay que señalar que, aunque dentro de Fiat y a lo largo de su proceso de desarrollo fue conocido como Zero, el Fiat Panda tomó finalmente su nombre no del adorable oso asiático… sino del de una diosa. Sí, más concretamente, de la diosa romana Empanda o Panda, la deidad de los viajeros y que simboliza, entre otros, conceptos, la hospitalidad

renault twingo original

Renault Twingo (1992 – presente)

La primera generación de este microurbano, que se comercializó desde 1992 hasta 2007, fue un absoluto éxito de ventas, con más de 2,6 millones de unidades vendidas. Gran parte de su éxito hay que buscarlo en su amplio espacio interior (sus asientos delanteros se abatían hasta hacerse cama) y su estética divertida y transgresora, dirigida a un público joven.

Con semejante estética, Renault buscó un nombre acorde. Y lo encontró con la unión de hasta tres nombres de distingos bailes: tango, twist y swing… de los cuales salió el nombre Twingo. A partir de aquí, todo es historia.

Mazda Mx-5 1989

Mazda MX-5 (1989 – presente)

El roadster más vendido del mundo se comercializa bajo varios nombres. En cuanto al más extendido, toma su nombre del acrónimo de su proyecto. Y es que este biplaza descapotable, cuya primera generación se puso a la venta en 1989, se denominó en origen, y de forma interna como Mazda Experiment 5 (experimento número 5 de Mazda), abreviado como MX-5. Ese es el nombre por el que se conoce en Europa, aunque en Japón se comercializa, simplemente, como Mazda Roadster.

Eso sí, en Norteamérica, el Mazda MX-5 se comercializa como Mazda Miata. Y, ¿de dónde sale ese nombre? Bueno, se trata de una antigua palabra germánica que significa premio o recompensa, algo que desde Mazda querían relacionar con la conducción del vehículo.

lamborghini countach rod stewart 3

Lamborghini Countach (1974 – 1990)

Este deportivo con motor V12, todo un icono de los años 80 y cuya imagen ha protagonizado decenas de miles de posters tomo su nombre… de la forma más casual.

Y que la historia cuenta que un trabajador de Lamborghini, oriundo de la región italiana de Piamonte, exclamó “¡Countach!”, una expresión de admiración al ver por primera vez el diseño de este modelo. Los responsables de márketing les gustó el nombre ya que pensaron que tendría gancho en cualquier mercado.

Opel Kadett E GSi

Opel Kaddet (1936 – 1941/1962 – 1991)

El compacto alemán, del que se llegaron a vender hasta siete generaciones hasta su sustitución por el Opel Astra en 1991, nació en 1936. Y su nombre, que en alemán significa el cargo militar de cadete, responde a una razón muy curiosa: desde 1928, con el Opel Regent (regente), la marca alemana había comenzado a nombrar a sus modelos con nombres relacionados con el ejército o la política.

El primer Kadett, cuya producción se detuvo por la Segunda Guerra Mundial, fue un éxito de ventas… por lo que la marca no dudó en retomar su nombre en los años 60.

Citroën DS

Citroën DS (1955 – 1975)

Pese a que la marca francesa cuenta en su historia con modelos muy significativos, esta berlina de los años 60 (y que en España se conoció como Tiburón debido a sus rasgos afilados) es uno de los Citroën más icónicos de la historia.

Este automóvil fue un producto rompedor ya que, en su momento, supuso la introducción en un vehículo de gran serie a soluciones técnicas como los frenos de disco o la suspensión hidroneumática.

En cuanto a su nombre, en Citroën tenían claro que habían creado un automóvil especial y, por eso, lo denominaron DS, unas letras que, pronunciadas en francés, se asemejan mucho al nombre ‘déesse’, que significa diosa en el idioma del país vecino. Como curiosidad, una versión más equipada del modelo, que apareció a la venta en 1965, se llamaba DS Pallas; y ese nombre hacia referencia al de la diosa Pallas Athena (Atenea en griego).

En 2009, PSA utilizó este nombre DS para crear su división de coches premium, que a partir de 2014 se convirtió en una marca independiente.

citroen 2cv

Citroën 2CV (1948 – 1990)

El simpático urbano francés es, junto, con el DS, uno de los Citroën más emblemático y significativos de la historia. Y su nombre, que muchas veces la gente relaciona con la potencia nominal de su motor, no tiene nada que ver con esa cifra; de hecho, el coche se lanzó en 1948 con un motor bóxer de 2 cilindros, 325 cc y 9 CV de potencia.

Pero ojo, porque su denominación sí está relacionada con la potencia fiscal del modelo ya que, en el momento de su lanzamiento, la potencia del coche equivalía a 2 CV fiscales franceses. Curioso, ¿verdad?

Toyota Corolla

Toyota Corolla (1966 – presente)

El Toyota Corolla es, pese a quien le pese, y para envidia de modelos como el Volkswagen Beetle o el Ford T, el coche más vendido de la historia

En cuanto a su nombre, la palabra Corolla proviene del latín y significa, literalmente, “pequeña corona”. Aunque, según Toyota, este nombre va más allí puesto que así se denomina a la parte interna de una flor, haciendo referencia, según el fabricante, a su atractiva imagen.

jeep willys

Jeep (1945-presente)

No podíamos cerrar este articulo sin nombrar el vehículo que dio nombre (y nombres) a toda una marca: el Jeep estadounidense.

Nacido a partir de la exigencia del Gobierno Estadounidense, quien en 1940 buscaba un vehículo ligero de reconocimiento con tracción total, el Jeep nació de los prototipos presentados por las compañías Willys y Bantam, esta última tan pequeña que el Gobierno estadounidense encargó la producción que le correspondía a un gigante como Ford.

En lo referente a su nombre, existen varias versiones, pero la idea más extendida es que Jeep, el nombre por el cual se conoció este vehículo entre las tropas, proviene de la pronunciación de las siglas GP, provenientes del nombre ‘General Propuse’ (propósito general) con el que se conocía el vehículo.

Tras la finalización de la Segunda Guerra Mundial, Willys patentó la marca Jeep, que con el paso de los años dio pasó (y nombres) a varios modelos del fabricante norteamericano.

 

Renault Twingo

Renault Twingo