Skoda Kamiq 2020: cinco razones por las que comprarlo y cinco por las que no

17 Skoda Kamiq 2020: cinco razones por las que comprarlo y cinco por las que no
Fotos: Skoda Kamiq Monte Carlo 2020
Pablo García
Pablo García

El Skoda Kamiq es el modelo de acceso a la gama SUV de Skoda, ¿cuáles son sus puntos fuertes y en qué debe mejorar?


El Kamiq es el SUV más pequeño de Skoda con 4,24 metros de largo y dentro de la marca se sitúa por debajo del Karoq, de 4,38 metros de longitud, y del Kodiaq, de 4,69 m. La gama del Kamiq está compuesta por tres motores gasolina –1.0 TSI de 95 y 116 CV y un 1.5 TSI ACT con 150 CV-, un diésel –1.6 TDI de 116 CV– y uno que funciona con gasolina y GNC –1.0 G-TEC de 90 CV-. Se puede elegir con caja de cambios manual o automática -excepto en la versión gasolina de 95 CV que es manual de cinco velocidades y en la de Gas Natural de 90 CV que es manual de seis- y su tracción siempre es al eje delantero.

Y lo cierto es que la labor del Kamiq no es sencilla puesto que tiene que competir en una categoría repleta de auténticos superventas. Como muestra, baste decir que se trata de los Citroën C3 Aircross, Dacia Duster, Fiat 500X, Ford Puma, Honda HR-V, Hyundai Kona, Jeep Renegade, Kia Stonic, Mazda CX-3, Nissan Juke, Opel Crossland X, Peugeot 2008, Renault Captur, Seat Arona, SsangYong Tivoli, Suzuki Vitara, Toyota C-HR y Volkswagen T-Cross.

Skoda Kamiq 2020: ¿por qué comprarlo?

Skoda Kamiq plazas traseras

1.- Por espacio en las plazas traseras: Dentro del segmento de los SUV pequeños, el Kamiq es uno de los que más amplitud ofrece para las piernas en las plazas traseras, debido a su longitud total de 4,24 m -es de los modelos más largos-.

2.- Por su interesante gama de motores: Sus modernas motorizaciones destacan por su suave funcionamiento y por ofrecer una muy buena respuesta con unos consumos muy ajustados. Además, la versión impulsada por GNC no sólo obtiene la pegatina ECO de la DGT, sino que su coste por kilómetro es realmente bajo -respecto a la diésel puede llegar a ser hasta un 30% más económica-.

3.- Por sus soluciones prácticas: Skoda dota a todos sus modelos de unos accesorios muy prácticos denominados Simply Clever. Este equipamiento, en función del modelo, puede ser más a menos generoso. En el Kamiq podemos encontrar lo siguiente: un rasqueta de hielo en la tapa del depósito de combustible, papeleras interiores, paraguas oculto en las puertas, soporte en los portalatas para dejar las llaves y el móvil, linterna portátil que funciona como luz de maletero y mientras se recarga, redes y ganchos repartidos por todo el maletero€

4.- Por su comodidad: El Skoda Kamiq comparte la plataforma MQB-A0 con el Audi A1, Seat Ibiza, Volkswagen Polo, Seat Arona o Volkswagen T-Cross. El Kamiq ofrece una suspensión tirando a confortable. Esto se deja notar sobre todo cuando circulamos por carreteras en mal estado, siendo de los modelos más cómodos del segmento -pese a contar con una suspensión trasera mediante eje de torsión-. En carreteras de curvas la carrocería tiende a balancear restándole algo de agilidad. Una de las cosas que puede tener el Kamiq, y que muchos de sus rivales no ofrecen, es que la suspensión puede ser de dureza variable por 420 euros -tiene dos durezas, Normal y Sport-.

Skoda kamiq

5.- Por equipamiento disponible: Este es un punto muy a tener en cuenta a la hora de elegir el Skoda Kamiq, ya que puede llevar tanto de serie como de forma opcional un completo equipamiento.

Tomando como base el acabado intermedio Ambition, el Kamiq puede llevar: Airbags laterales traseros (450 euros), aparcamiento asistido (630 euros), control de crucero adaptativo (585 euros), Pack Full Led -faros Full Led adaptativos, retrovisor interior y exteriores cromáticos, luz ambiente, retrovisores plegables eléctricamente, sensor de lluvia- (750 euros), acceso y arranque sin llave (385 euros), portón trasero eléctrico (365 euros), asiento del conductor con memoria (450 euros), asientos delanteros y traseros calefactables (385 euros), sistema multimedia con pantalla táctil de 8″ con CarPlay y Android Auto (de serie), instrumentación Virtual Cockpit (de serie), pilotos traseros Full Led (de serie), luces automáticas (de serie), climatizador bizona (de serie), cámara de visión trasera (de serie), control de aparcamiento trasero (de serie), diferencial electrónico XDS+ (de serie).

Skoda Kamiq 2020: ¿en qué cede frente a otros SUV rivales?

Skoda Kamiq

1.- Pese a su longitud, no tiene el maletero más grande: Aunque el Kamiq es uno de los modelos con mayor longitud del segmento, esto no se traduce en una mayor capacidad de maletero. Y es que este Skoda cuenta con 400 litros; le superan el Citroën C3 Aircross (410 litros), Dacia Duster (411 litros), Ford Puma (456 litros), Honda HR-V (470 litros), Nissan Juke (422 litros), Opel Crossland X (410 litros), Peugeot 2008 (434 litros), Renault Captur (422 litros), SsangYong Tivoli (427 litros) y el Volkswagen T-Roc (445 litros)

Kia XCeed, dinamismo y tecnología en formato crossover

2.- Ninguna de sus versiones puede llevar tracción a las cuatro ruedas: Si buscamos un SUV con tracción total, el Kamiq queda descartado. Rivales como el Dacia Duster, Fiat 500X, Hyundai Kona, Jeep Renegade, Mazda CX-3 o Suzuki Vitara sí ofrecen este tipo de tracción; aunque, en muchos casos, asociada a los motores más potentes.

3.- Por su modularidad en las plazas traseras: En un vehículo de marcado carácter familiar, se echa falta que la banqueta trasera se pudiera desplazar de manera longitud y que el respaldo pudiera variar la inclinación. Por ejemplo, en un Volkswagen T-Cross o en el Renault Captur, sí se puede hacer todo esto. Para encontrar dentro de Skoda esa regulación de asientos en las plazas trasera, nos tendremos que ir al Karoq, -el siguiente modelo de Skoda por tamaño- y pagar 475 euros por el sistema de asientos VarioFlex. Con este equipamiento, los asientos traseros se pueden desplazar longitudinalmente, reclinar el respaldo e incluso sacarlos al exterior. Un pena que el Kamiq no ofrezca esta opción.

Skoda Kamiq frontal

4.- Si te gusta la personalización, el Kamiq te parecerá aburrido: Ahora que está tan de moda la personalización de los coches -con el techo pintado en un color diferente a la carrocería, vinilos, carcasas de los retrovisores en diferentes colores, etc-, el Skoda Kamiq puede que te resulte un poco soso. El rey del segmento en este apartado es el Citroën C3 Aircross. A parte de ofrecer un diseño muy original, sus posibilidades de personalización son muy amplias, pudiéndose elegir entre varias pinturas de colores para el techo o la carcasa de los retrovisores, pegatinas para los cristales traseros y diferentes ambientes interiores.

5.- No hace falta buscar entre sus rivales€ el enemigo lo tiene en casa: Salvo que quieras un Kamiq por su estética SUV, la opción recomendable por precio, maletero y comportamiento dentro de la marca se llama Scala. En realidad, el Scala es un Kamiq un poquito más bajo -1,47 m frente a 1,53 m- y algo más largo -4,36 m frente a 4,24 m-. Debido a esto, el Scala se muestra algo más estable dinámicamente y ofrece mayor maletero -467 litros frente a 400 L-.

Por dentro son exactamente iguales, comparten la misma gama de motores y equipamiento, y prácticamente tienen el mismo diseño -por delante es donde más diferencias existen, ya que el Kamiq tiene los faros a dos alturas-. Además, los precios, a igualdad de equipamiento y motor, son casi los mismos, existiendo diferencias de como mucho 1.000 euros a favor del Scala en algunas versiones.

 

 

Skoda Kamiq